Aqualia y GS Inima finalizan la construcción de la desaladora de Djerba

La nueva infraestructura, que proporcionará 50.000 m3 de agua potable al día, supondráun importante factor de desarrollo económico, social y medioambiental para la isla. El primer ministro tunecino, YoussefChahed, ha inaugurado la planta en presencia de Luis de Lope, director del Área Internacional de Aqualia. El proyecto, adjudicado por la agencia pública SONEDE (Société Nationaled’exploitation et de distribution des eaux), ha sido cofinanciado por el Banco Alemán para la Reconstrucción (KfW) y la Agencia Francesa para el Desarrollo (AFD)

Recepción oficial del primer ministro tunecino a los responsables de las dos empresas constructoras. Valentín García, responsable del proyecto por parte de Aqualia, aparece junto al jefe de Gobierno de Túnez.

Aqualia y GS Inima acaban de finalizar la construcción de la nueva desaladora de la isla de Djerba, en Túnez. La Infraestructura producirá 50.000 metros cúbicos (m3) al día de agua para consumo humano y será ampliable hasta los 75.000 m3 al día.Una vez que entre en funcionamiento tras su puesta en marcha, la desaladora supondrá un importante factor de desarrollo económico, social y medioambiental para la isla, la mayor en superficie de todo el Magreb y uno de los principales enclaves turísticos de Túnez.

Representantes del gobierno de Túnez, encabezados por su primer ministro YoussefChahed, han visitado la nueva instalación, responsabilidad de la entidad pública SONEDE (Société Nationaled’exploitation et de distribution des eaux). El evento ha contado con la presencia de autoridades políticas tunecinas, organismos internacionales involucrados en la financiación del proyecto (el Banco Alemán para la Reconstrucción y la Agencia Francesa para el Desarrollo) y medios de comunicación.

FCC Aqualia central, Inodoro
Recepción oficial del primer ministro tunecino a los responsables de las dos empresas constructoras. Valentín García, responsable del proyecto por parte de Aqualia, aparece junto al jefe de Gobierno de Túnez.
Recepción oficial del primer ministro tunecino a los responsables de las dos empresas constructoras. Valentín García, responsable del proyecto por parte de Aqualia, aparece junto al jefe de Gobierno de Túnez.

El proyecto de diseño y construcción, ejecutado al 50% por Aqualia y GS Inima, incluye además los sistemas de captación de agua de mar y vertido, una planta de desferrización de agua de pozos, una estación de bombeo de agua producto y el suministro e instalación de las tuberías de conexión con la red de distribución existente (un total de 23,7 kilómetros de tuberías). El contrato del consorcio con la SONEDE contempla también la puesta en marcha de las instalaciones y su gestión por un periodo de un año.

En palabras de Luis de Lope, director del Área Internacional de Aqualia, presente en acto institucional, “el desarrollo de grandes proyectos de producción de agua mediante tecnologías avanzadas de desalación como éste de Djerba, será fundamental para cubrir la demanda en regiones de alto estrés hídrico como el área mediterránea”.

Aqualia tiene un dilatado historial en proyectos de desalación en el norte de África. Además de las dos grandes desaladoras que ha construido y está gestionando en Argelia, la IDAM de Mostaganem (200.000 m3 de agua al día de producción) y la de CapDjinet (100.000 m3 al día), se encuentra en la actualidad construyendo otra gran desaladora en Egipto para su Ministerio de Defensa, la IDAM de El Alamein (150.000 m3 de agua al día).