Bizkaia pone en marcha una prueba piloto de monitorización de contenedores de envases

La Diputación Foral de Bizkaia ha puesto en marcha una prueba piloto de monitorización durante seis meses de otros tantos contenedores de envases localizados en el municipio de Gorliz en colaboración con una start up vizcaína, Hirisens, que trabaja en el sector del internet de las cosas. Gracias a un acuerdo alcanzado por la empresa foral Garbiker con esta pyme, se instalarán sensores en estos depósitos para obtener datos de los mismos. Con ello, se persigue un doble objetivo: por un lado, estudiar la viabilidad de la aplicación de técnicas innovadoras que permitan ofrecer un servicio más eficaz a la ciudadanía y optimizar los recursos con los que cuenta la Institución foral y, por otro lado, apoyar el desarrollo de una empresa de reciente creación de nuestro territorio y contribuir así al fortalecimiento de nuestro tejido empresarial.

El sistema desarrollado por esta pyme consiste en la instalación de un sensor inalámbrico en cada uno de los contenedores que recogerá datos sobre el nivel de llenado y la temperatura a la que se encuentra el depósito. También informará de incidencias como posibles incendios, vuelco, desbordamiento, obstrucción o fuga en los contenedores. Todos estos datos se monitorizarán diariamente en una plataforma de análisis y se enviarán semanal y mensualmente a Garbiker (salvo las incidencias, de las que se dará cuenta en el momento en el que se produzcan) vía correo electrónico. Además, podrán consultarse a través de una plataforma web en cualquier momento del día.

Aqualogy central, Inodoro

Recogida de envases en Bizkaia y Gorliz

A lo largo del año pasado, se recogieron en todo el territorio 15.961 toneladas de envases en los 5.294 contenedores amarillos instalados en los municipios vizcaínos. Es cifra de recogida supone un incremento del 1,8% con respecto al dato de 2015, año en el que la cantidad de envases depositados sumó 15.665 toneladas.

Este incremento registrado en toda Bizkaia se produjo también en la localidad de Gorliz, que pasó de reciclar 113 toneladas de envases a lo largo de 2015, a 118.