Castilla y León exige verificación acreditada por ENAC para la autorización de emisiones a la atmósfera

La Comunidad Autónoma castellanoleonesa busca agilizar los procesos de control de emisiones a la atmósfera. La comunicación de inicio de actividad consiste en comunicar al órgano competente la puesta en marcha de una instalación o actividad que cuenta con una autorización de emisiones a la atmósfera.

http://www.dreamstime.com/royalty-free-stock-photography-power-plant-image16803257

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha aprobado la instrucción técnica para la verificación del cumplimiento de la autorización de emisiones en las comunicaciones de inicio de actividad. En este documento, se exige a los organismo de control ambiental (OCA) que quieran realizar este tipo de verificaciones contar la acreditación ENAC (Entidad Nacional de Acreditación) conforme a la norma ISO 17020.

La comunicación de inicio de actividad consiste, en este caso, en comunicar previamente al órgano competente el inicio o puesta en marcha de una instalación o actividad que cuenta con una autorización de emisiones a la atmósfera.

La Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León ha establecido un período de transición de un año, durante el cual los organismos de control ambiental podrán ejercer la actividad de verificación recogida en la instrucción técnica sin estar acreditados  a condición de haber obtenido de ENAC la aceptación de su solicitud de acreditación. Una vez transcurrido este período, la acreditación será requisito indispensable para que estos organismos lleven a cabo su actividad.

Al exigir la acreditación, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, busca agilizar los procesos de control de emisiones a la atmósfera, ya que la acreditación ejerce de enlace y garantía para la Administración sobre los servicios prestados por los organismos de control ambiental a los titulares de las instalaciones industriales.