El Ayuntamiento de Zaragoza está realizando una prueba piloto con un camión de recogida de basura que incluye la tecnología híbrida

El Ayuntamiento de Zaragoza está realizando una prueba piloto con un camión de recogida de basura que incluye la tecnología híbrida. El Alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, y el consejero de Servicios Públicos y Personal, Alberto Cubero, han asistido a una demostración que se ha realizado junto al Mercado Provisional.

El camión, un Olimpus VI, que se está probando durante unas semanas en Zaragoza en la zona del Casco Histórico, funciona en modo eléctrico para elevar los contenedores y para comprimir la basura, con la consiguiente reducción de molestias por ruido. Se trata de un vehículo de carga trasera y se están realizando las pruebas oportunas para comprobar la duración de las baterías y la posibilidad de que doble turnos.

La flota de Limpieza Pública y recogida de residuos de Zaragoza cuenta con más de 200 vehículos. “Cuando decimos que queremos que Zaragoza sea banco de pruebas de la movilidad eléctrica hablamos desde una perspectiva integral”, ha señalado el Alcalde. En este sentido, ha destacado la importancia de “dar ejemplo de que estas tecnologías son viables, no sólo para particulares, sino también para empresas e industria”. Asimismo, ha recordado que el origen de la energía debe pasar por las renovables para que se pueda hablar de vehículos limpios.

El consejero de Servicios Públicos, Alberto Cubero, ha señalado que para el futuro del servicio, cuyo contrato finaliza en 2020, el compromiso del Gobierno de Zaragoza pasa por que se adquieran, en la medida que evolucione la tecnología, más vehículos híbridos o eléctricos.

Según indican los fabricantes, los ahorros en emisiones, extrapolando a 8 años de servicio, dos portes diarios de 6 toneladas serían:

        1. CO: – 76.562.000 g

        2. CO: – 491.000 g

        3. NOx: – 131.000 g

        4. HC: – 43.000 g

        5. PM: – 3.270 g