FACSA, ICRA y ABM trabajan en el desarrollo de un software para mejorar la gestión de las redes de alcantarillado

FACSA trabaja actualmente junto con el Instituto Catalán de Investigación del Agua (ICRA) y la consultora en ingeniería ABM Serveis d’Enginyeria i Consulting SL, en el desarrollo de un proyecto que permitirá mejorar la eficiencia de las infraestructuras de saneamiento urbano.

Esta iniciativa, denominada ‘GESTOR’, persigue crear un software avanzado capaz de detectar de forma anticipada posibles problemas o necesidades en los sistemas de alcantarillado urbano. Un sistema que optimizará la gestión de las infraestructuras de drenaje y facilitará su adaptación a los retos que marca el cambio climático.

 

Así, mientras ABM se encargará de simular las redes de alcantarillado, el ICRA asumirá el desarrollo de propia la herramienta y FACSA trabajará en su validación en la red de alcantarillado. Además, FACSA también participará en los trabajos relacionados con la predicción de descargas de los sistemas unitarios de alcantarillado (DSU) y la corrosión de la red.

El proyecto GESTOR pone de manifiesto el valor de las redes de alcantarillado, debido al servicio que prestan a la comunidad y los posibles riesgos que entraña su mal funcionamiento. Esta nueva herramienta de apoyo a la toma de decisiones permitirá además desarrollar una gestión proactiva de los sistemas de drenaje, anticipándose a posibles averías, y reducir así los costes económicos, sociales y ambientales de la red, al detectar con antelación los posibles fallos.

El proyecto, tiene un gran potencial de aplicación nacional e internacional. Y es que los kilómetros de sistema de alcantarillado aumentan constantemente a nivel mundial en paralelo al desarrollo de los países. Además, los sistemas antiguos de alcantarillado necesitan herramientas predictivas de fallos, ya que cada vez son más frecuentes debido a su largo período de funcionamiento.