Julio comienza con los embalses al 91,4 % de su capacidad, 13,4 puntos por encima de la media

0

Las reservas de agua almacenadas en los embalses gestionados por Canal de Isabel II cerraron el mes de mayo en el 91,4 % de su capacidad total, que ya supera en 13,4 puntos la media registrada para estas fechas durante los últimos 20 años y en 17,7 al volumen embalsado en las mismas fechas del año pasado, cuando los embalses estaban alrededor del 73,7 % de su capacidad máxima.  Es el cuarto dato más alto para estas fechas de los últimos 29 años.

Así pues, la situación hidrológica en la Comunidad de Madrid ha cambiado radicalmente desde el inicio de 2018. Los meses de marzo y abril, ambos con precipitaciones muy superiores a las de la media histórica, hicieron subir los niveles de los embalses, y han seguido haciéndolo hasta el 15 de junio.

FCC Aqualia central, Inodoro

Con ello, y gracias a las aportaciones recibidas durante los meses de marzo, abril, mayo y junio, las aportaciones recogidas desde el inicio del año hidrológico, el 1 de octubre, se sitúan en el entorno de la media histórica, y los embalses, que llegaron a estar a finales de febrero 18 puntos por debajo de los valores medios, alrededor del 50 % de su capacidad máxima, están ahora muy por encima de la media: un dato muy positivo para el inicio del verano.

Además, tras un comienzo de año hidrológico con un consumo acumulado de agua que llegó a ser, en noviembre, un 5,1 % más alto que el año anterior, el dato se ha recuperado y desde febrero es, cada mes, menor que el mismo periodo del año anterior. Así, desde enero los madrileños han consumido 223,2 hectómetros cúbicos de agua, un 7,1 % menos que en el primer semestre de 2017, y el consumo acumulado en la Comunidad desde el arranque del año hidrológico es también inferior al del anterior: en concreto, un 3,3 % menos.

Durante el mes de junio, las aportaciones ya suelen ser escasas, pero este año han sido un 46,7 % superiores a la media. El acumulado desde el inicio del año hidrológico continúa estando ligeramente por debajo de la media, ya que en los nueve primeros meses del año hidrológico han llegado hasta los embalses 687,6 hectómetros cúbicos de agua frente a los 731,4 de la media histórica, pero son valores que se sitúan dentro de la normalidad, ya que son solo un 6 % inferiores a la media, mientras que a finales de febrero estaban un 72,4 % por debajo.

En buena medida, los datos positivos se deben a las precipitaciones registradas en primavera: desde que comenzó el año hidrológico se han recogido en las presas de Canal de Isabel II 574 litros por metro cuadrado, de las cuales el 68 % se han producido desde marzo. En junio, las lluvias fueron un 36 % superiores a la media histórica para este mes, lo que, junto con unas temperaturas por debajo de la media en la primera quincena, ha ayudado a mantener un consumo un 12,3 % menor que el mismo mes del año pasado.