Koopera firma un acuerdo de colaboración con Decathlon para la instalación de contenedores en 138 tiendas

La Red Social Koopera ha firmado un acuerdo de colaboración con Decathlon a través del cual participará, con la instalación de contenedores y el posterior tratamiento de lo depositado en ellos, en el proyecto ‘Segunda Vida’ de la empresa de distribución de material deportivo. Con este proyecto, Decathlon busca asegurar una correcta y responsable gestión de todos sus productos al final de su vida útil, ya sea a través de la donación o el reciclado, y confía para ello en Koopera y en su trabajo para promover la inserción socio laboral de personas en situación o riesgo de exclusión social mediante actividades de servicios ambientales, reutilización y reciclaje, entre otras.

Gracias al acuerdo, a partir de ahora las personas usuarias de Decathlon podrán donar, de forma directa a la Red Social Koopera (en la que participan Cooperativas de Iniciativa Social y Empresas de Inserción impulsadas por Cáritas), el textil, calzado y pequeño material deportivo en desuso. Para ello se instalarán contenedores específicos en el interior y exterior de 138 tiendas.

FCC Aqualia central, Inodoro

El trabajo conjunto con Decathlon ya se inició, de hecho, con la instalación en octubre de 2017 de un contenedor en una de sus tiendas en San Sebastián, a la que pronto se unieron otros establecimientos de Irún y de otras localidades. Cuando concluya la instalación de toda la red de contenedores, se estima que se puede llegar a recoger hasta 1.500 toneladas al año.

En virtud del acuerdo, Koopera se encarga de recoger la ropa, calzado y material de los contenedores de Decathlon. Los artículos reutilizables en buen estado estarán disponibles a precios reducidos en las tiendas de segunda mano Koopera Store, donde también se realizan donaciones para quienes más lo necesitan. El resto de artículos, se reciclan en proyectos innovadores que incluyen la producción de nuevos tejidos que posteriormente son reutilizados por Decathlon, entre otras compañías, para la producción de nuevos productos.

Con su trabajo, los procesos de Koopera permiten además recuperar materiales a través de proyectos innovadores de reciclaje como la fabricación de paneles aislantes para construcción, moquetas para coches. Un porcentaje muy pequeño no utilizable es procesado para la producción de energía.

Para conseguirlo, todas las prendas recogidas son procesadas en las plantas de tratamiento automatizado que Koopera tiene en Bizkaia y Valencia, donde se les aplica una tecnología pionera que busca maximizar la recuperación del producto y converger al residuo cero, además de generar empleo. En este sentido, Koopera cuenta con alrededor de 600 personas trabajadoras, de las cuales un 55% son de las denominadas “perfiles de inserción”.