Más de 1.000 ecowomen se unen al movimiento ‘Échale Flores’ de Ecovidrio

Ecovidrio ha diseñado junto a Agatha Ruíz de la Prada una edición limitada de mini contenedores de flores que pueden adquirirse a través de la página web www.echaleflores.es, hasta el próximo 31 de marzo. Con esta iniciativa la entidad ha querido destacar el trabajo diario de las mujeres comprometidas con el medioambiente.

Más de 1.000 ecowomen se han sumado ya a la campaña “Echale Flores”, en la que ha colaborado Agatha Ruíz de la Prada. Con esta iniciativa, Ecovidrio rinde homenaje a todas mujeres que diariamente asumen el compromiso de reciclar vidrio y proteger el medioambiente.

Según un estudio de Ecovidrio sobre los usos y actitudes de la población ante el reciclado de vidrio, el 72% de las mujeres recicla siempre los residuos de envases de este material y el 79% considera que el reciclaje contribuye a la evolución social y económica del país.

FCC Aqualia central, Inodoro

Si conoces a una Ecowoman, ‘Échale flores’

A través de este movimiento Ecovidrio ha puesto en marcha la plataforma online www.echaleflores.es, donde se puede adquirir hasta el próximo 31 de marzo la edición limitada de contenedores diseñados por Agatha Ruíz de la Prada y tener un detalle con todas las Ecowoman.

Todos los fondos recaudados durante la campaña estarán destinada al apoyo del  programa ‘De Mujer a Mujer’ de la Fundación Vicente Ferrer, un proyecto que persigue el avance de las mujeres de las comunidades rurales.

ECOWOMAN_ECHALE FLORES001

Datos de reciclado en España

Según los últimos datos, los españoles reciclan anualmente 694.325 toneladas de residuos de envases de vidrio a través del contenedor verde, una media de 14,8 kg por habitante.

Ecovidrio gestionó la recogida selectiva de 2.650 millones de envases. Esta cifra equivale a una media de 56 envases por persona, afianzando la línea de compromiso social ascendente de los últimos años.

El reciclado de envases de vidrio ahorra materias primas, energía, evita las emisiones de CO2 a la atmósfera y el aumento de residuos que van al vertedero, lo que constituye un elemento esencial de minimización de los efectos del cambio climático.

Cada vez que un ciudadano recicla 3 botellas de vidrio reduce en un kilo la basura que va al vertedero y se ahorra la suficiente energía como para cargar la batería de un Smartphone durante un año, poner tres lavadoras o lavar tres veces toda la ropa de una familia de cuatro miembros.