Nueva planta de clasificación de residuos en Lanzarote

Las industrias, empresas, grandes establecimientos comerciales, centros hospitalarios o clínicos y, entre otras industrias del sector privado como el turístico, restauración y alojativo, ya cuentan con un nuevo gestor autorizado en Lanzarote para el tratamiento de los residuos que por su naturaleza están obligados por ley a gestionar y no están sujetos a los servicios públicos que se prestan a los ciudadanos desde las diferentes entidades locales. Es decir, la recogida, depósito y tratamiento y gestión de estos residuos no están, por su volumen y tipo de residuo, integrados en el sistema actual de recogida selectiva, contenerización y tratamiento que se prestan desde las administraciones públicas de Canarias.

Esta nueva instalación dará respuesta en la isla de Lanzarote al tratamiento de los residuos de envases y papel-cartón que se generan principalmente en estos sectores, entre otros residuos que también se tratan en estas instalaciones.

El presidente del Cabildo de Lanzarote, Pedro San Ginés, acompañado por la consejera de Residuos de la Institución, Carmen Rosa Márquez, cursó en pasados días una visita a las nuevas instalaciones de la compañía Martinez Cano Canarias, para conocer esta nueva planta de clasificación de envases y papel cartón que en una primera fase se centrará en aquellos residuos generados por el sector hotelero.

El presidente del Cabildo trasladó su reconocimiento a los responsables de esta empresa “por su trayectoria y empresa canaria con más de 50 años comprometiéndose con la conservación y protección del medio ambiente y la correcta gestión de los residuos del archipiélago, así como por el esfuerzo económico y de personal que ha supuesto el desembarco de esta instalación en la isla de Lanzarote, lo que reducirá drásticamente y evitará que gran cantidad de estos residuos, procedentes del sector privado y que no están incluidos dentro del sistema público, se destinen al vertedero autorizado de Zonzamas”.

Asimismo, Pedro San Ginés destacó que “el esfuerzo de las administraciones públicas y en concreto del Cabildo de Lanzarote por mejorar y modernizar la gestión de los residuos en la isla está teniendo también su reflejo en el sector privado, no sólo implantando medidas y políticas ejemplares de responsabilidad social corporativa, sino también en la creación de nuevas industrias y empleo vinculado a la protección del medio ambiente, las energías renovables y los conceptos de sostenibilidad por los que apostamos desde hace años a través de la ‘Estrategia Lanzarote 2020’. Una estrategia de la que formamos parte todos”.

Esta nueva planta de clasificación cuenta con una superficie de 3.095 m2, y la actividad a desarrollar consistirá en la recogida, clasificación, almacenamiento temporal y transporte a gestor final de los diferentes tipos de residuos recuperados.