Planta de tratamiento y valorización de purines vacunos (Navia, Asturias)

DCIM101MEDIADJI_0005.JPG

En la actualidad existe un problema de gestión de las deyecciones de vacuno en el norte de España donde se concentran gran cantidad de explotaciones ganaderas. Estas deyecciones, también llamadas purines, desbordan los depósitos de las explotaciones y se utilizan descontroladamente para abonar los campos de cultivo.

A parte de los perjuicios que esta mala gestión produce a los ganaderos, que además de costar dinero incumple la ley, la utilización no controlada del purín afecta negativamente a varios sectores:

  • Agricultura: nitrificación del suelo debido a la composición no adecuada del purín para abonar.
  • Turismo: impacto negativo al sector turístico debido al mal olor que se desprende.
  • Salud Pública: Liberación de agentes patógenos.

Ante esta perspectiva la empresa Biogastur Generación, S.L., especializada en el desarrollo de proyectos de energías renovables, promueve un proyecto sostenible para una gestión más racional de las deyecciones. La empresa Biogastur Generación, S. L. ha promovido una planta de biogás para dar solución a estos problemas. Para ello, tiene un contrato “llave en mano” con la ingeniería Lonjas Tecnología, empresa especializada en el diseño, construcción y mantenimiento este tipo de plantas. Se trata de un proyecto pionero que integra varias entidades públicas y privadas, así como diferentes tecnologías para ofrecer una solución viable técnica y económicamente al problema.

A su vez, Lonjas ha contado con la colaboración de la UTE Ahidra-Colsen para el desarrollo de los procesos de digestión, depuración de biogás y tratamiento de la fracción líquida a través de las tecnologías patentadas BIDOX, MBR-NAS y ANPHOS.

La solución planteada por Lonjas Tecnología, S.A. propone una gestión centralizada de los purines basada en un tratamiento de neutralización mediante digestión anaerobia. La planta integra a su vez tres instalaciones que cumplen un papel fundamental.

Los purines de vacuno serán llevados a una planta de digestión donde serán sometidos a un proceso de digestión anaerobia en régimen termofílico durante un periodo de unos 20 días. Para optimizar el proceso, como complemento a la digestión de los purines, se utilizarán otros sustratos de la zona como son los restos vegetales.

Leer más

Report-FuturEnviro-JulioAgosto2017-183

Publicado en: FuturENVIRO Nº 42 Julio-Agosto 2017