Reutilización de asientos procedentes de vehículos fuera de uso, como muebles de alta calidad

ECONIA es una consultora especializada en proyectos ambientales y de economía circular. Entre otros, participa en RESEAT, un proyecto de Demostración en Economía Circular financiado por el programa europeo FEDER y por Ihobe, la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco.

El proyecto RESEAT tiene como objetivo recuperar asientos de gran calidad de los vehículos fuera de uso (VFU, en adelante) de centros autorizados de tratamiento de vehículos (antiguos desguaces) de Euskadi.

En la actualidad los asientos de VFU, no suelen ser recuperados y reutilizados, debido a la poca demanda comercial de estas piezas de segunda mano. Por todo ello, son compactados en paquete de chatarra, junto con los restos no aprovechados del vehículo, una vez descontaminado. La posterior fragmentación de dicho paquete, permite el reciclaje de sus fracciones metálicas (separadas mediante diferentes tecnologías); las partes textiles, plásticas y espumas, que pasan a formar parte de la llamada fracción ligera de fragmentación (FLUFF) y son depositadas en vertedero.

Así pues, RESEAT es un proyecto de reutilización de piezas y elementos desechados por los usuarios pero que mantienen aún su operatividad, y supone un upcycling evidente frente al destino final habitual de los asientos no aprovechados cuando el vehículo deja de tener uso.

A nivel medioambiental el proyecto RESEAT ayudará a cumplir el objetivo de incrementar la preparación para la reutilización, el reciclado y la valorización de residuos hasta un 60% para el año 2020 en Euskadi, reduciendo también la presión sobre los vertederos. Por otro lado, contribuirá también al objetivo estratégico incluido en el Plan de Prevención y Gestión de Residuos de Euskadi de alcanzar al menos un 95% de reutilización y valorización del peso medio por vehículo y año. Además, está alineado con las tendencias y políticas ambientales europeas, las cuales fomentan la economía circular y para ello, la reutilización y reintroducción de productos en los mercados.

Cabe destacar que los centros autorizados de tratamiento (CAT) juegan un papel fundamental en la economía circular, puesto que su objetivo es conseguir la correcta gestión de todos los residuos de los VFU, así como, que un importante número de piezas extraídas puedan ser introducidas de nuevo en la cadena productiva.

Artículo publicado en: FuturENVIRO #36 Diciembre 2016 – Enero 2017