Toro Equipment implementa su nuevo sistema de rascado en los Tamices Rotativos Defender® TR 63 y en la gama HPS-M de alto rendimiento

El sistema desarrollado por Toro Equipment será aplicado próximamente en toda la gama de Tamices Rotativos Defender® para optimizar el proceso de pretratamiento.

Gracias al estudio y a la experiencia adquirida en equipos de pretratamiento, Toro Equipment ha desarrollado un nuevo sistema de ajuste para el rascado de sólidos en los Tamices Rotativos Autolimpiantes Defender®. Con esta mejora se optimiza el proceso de limpieza de la rasqueta convirtiéndolo en una operación sencilla y rápida que facilita el trabajo diario. El innovador sistema de tensores ya estaba siendo aplicado en la gama de Tamices Rotativos Defender® TR 40 y en los Tamices de Alto Rendimiento HPS-S. Ahora, este nuevo mecanismo también estará incluido en la gama TR 63 y HPS-M.

Con este sistema, el rascado del tambor se regula automáticamente con el sólido que queda incrustado. De esta forma, la rasqueta se retrae, el sólido se elimina y el mecanismo regresa a su posición original. El retirado de la rasqueta también se puede hacer de forma manual mediante la biela ergonómica de fibra de vidrio que permite la limpieza de la zona concreta en la que el sólido queda adherido.

Importancia del pretratamiento

La importancia del pretratamiento radica en que, además de ser la primera fase del proceso de depuración, también protege a todo equipamiento posterior de la depuradora de posibles incidencias. En concreto, el tamizado defiende a los demás equipos (bombas, soplantes, balsas…) aumentando su durabilidad y su eficacia. Con este proceso, relativamente económico en comparación con los siguientes más complejos y de mayor coste, se protege la depuradora y  se mejora el rendimiento de los procesos posteriores, reduciendo parte de la contaminación y de la DQO del agua residual.

Ventajas de un tamizado adecuado:

  • Incrementa la durabilidad de los equipos
  • Aumenta la eficacia y la eficiencia energética de los tratamientos posteriores
  • Reduce el coste de los mantenimientos
  • Mejora la efectividad del resto del equipamiento y reduce sus posibles incidencias
  • Tiene un coste económico bajo en relación con equipos más complejos
  • Se puede llevar a cabo en espacios reducidos
  • No necesita mano de obra
  • El tambor interior es autolimpiante

Puedes encontrar más información sobre los Tamices Rotativos TR Defender® y los Tamices Rotativos de Alto Rendimiento HPS Defender® aquí