Una buena noticia para los veraneantes: la calidad del agua en la inmensa mayoría de las zonas de baño europeas es excelente

0

Según el último informe anual sobre la calidad de las aguas de baño en Europa, que se publica hoy, a pesar de un ligero descenso en los resultados, el 85 % de las zonas de baño controladas en 2017 reúnen los criterios más elevados y más estrictos que exige la Unión Europea para calificar como «excelente» la calidad de sus aguas, en su mayoría libres de contaminantes. Los resultados son una buena indicación de dónde pueden encontrar los veraneantes las aguas de baño de mejor calidad durante las vacaciones estivales.

La casi totalidad de las 21.801 zonas de baño controladas en el último año en toda Europa, de las cuales 21.509 se encuentran en los 28 Estados miembros de la UE (95,9 %), cumplían los requisitos mínimos de calidad con arreglo a las normas de la UE, según el informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) y la Comisión Europea. Albania y Suiza también sometieron a control sus 292 zonas de baño e informaron sobre su calidad.

Los resultados específicos del control indicaron un ligero descenso en zonas de la UE que reunían la calificación más alta («excelente») y los requisitos de calidad mínimos establecidos en la Directiva relativa a la gestión de la calidad de las aguas de baño de la UE. Las calificaciones de calidad «excelente» en toda Europa descendieron levemente, pasando del 85,5 % en 2016 al 85 % el pasado año. Del mismo modo, las de calidad «suficiente» pasaron del 96,3 % al 96,0 %. Esta leve disminución se debió principalmente a los efectos de las lluvias estivales en los resultados de los ensayos, así como a las modificaciones de la metodología de análisis en Rumanía y en Suecia.

El porcentaje de zonas calificadas globalmente como de calidad «insuficiente» se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 2016 en toda la UE, Albania y Suiza, y pasó del 1,5 % en 2016 al 1,4 % en 2017.

Karmenu Vella, Comisario Europeo de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, ha declarado lo siguiente:  «La calidad de nuestras aguas de baño es un motivo de orgullo para los europeos y es el resultado de una buena cooperación y una vigilancia constante. Todos contribuimos a ello: la industria, las autoridades y los servicios locales, y los ciudadanos. Nos complace comunicar que el espíritu de cooperación europea sobre aguas de baño está vivo y que continúa dando resultados para nuestros ciudadanos. Si añadimos la reciente propuesta de medidas para eliminar los plásticos de nuestros mares, podemos decir sin duda que este es un buen año para los mares, las playas y los lagos europeos.»

Por su parte, Hans Bruyninckx, Director Ejecutivo de la AEMA, ha dicho lo siguiente: «Reducir la contaminación del agua redunda en beneficio del bienestar de los ciudadanos europeos y también de los animales y las plantas. Pero no podemos caer en la complacencia. Mantener nuestras aguas de baño limpias requiere la constante atención de los responsables políticos. Por eso, siguen siendo tareas esenciales el control y la evaluación regulares de las zonas de baño».

La calidad de las aguas de baño ha mejorado enormemente en los últimos 40 años, desde que se introdujo la Directiva de la UE relativa a las aguas de baño. El control y la gestión eficaz introducidos en virtud de la Directiva habían dado lugar a una drástica reducción de las aguas residuales industriales y municipales no tratadas o tratadas parcialmente que terminan en el agua.  Como consecuencia de ello, cada vez son más las aguas de baño que satisfacen las normas mínimas de calidad y que han mejorado su calidad de acuerdo con las normas más exigentes. Junto con el informe de este año, la AEMA ha publicado también un mapa interactivo actualizado que muestra los resultados de cada zona de baño. También están disponibles aquí los informes actualizados de cada país y más información sobre la Directiva.

Figure ES1: Proportion of bathing water sites with excellent water quality in European countries

Figure ES 1

Otras conclusiones fundamentales:

  • En cinco países, la calidad del 95 % o más de las aguas de baño evaluadas fue excelente: Luxemburgo (las 12 zonas de aguas de baño notificadas), Malta (98,9 % de todas las zonas), Chipre (97,3 % de todas las zonas), Grecia (95,9 % de todas las zonas) y Austria (95,1 % de todas las zonas).
  • Todas las aguas de baño declaradas en Austria, Bélgica, Croacia, Chipre, Eslovenia, Grecia, Letonia, Luxemburgo, Malta, Rumanía y Suiza lograron al menos un grado de calidad suficiente en 2017 (de conformidad con las normas mínimas de calidad establecidas por la Directiva relativa a las aguas de baño).
  • Los tres países con el mayor número de zonas de baño de aguas de calidad «insuficiente» fueron Italia (79 zonas de baño, el 1,4 %), Francia (80 zonas de baño, el 2,4 %) y España (38 zonas de baño, el 1,7 %). En los Estados miembros de la UE, la mayor parte de las aguas de baño clasificadas como de calidad «insuficiente» se registró en Estonia (cuatro zonas de baño, es decir, el 7,4 %), Irlanda (siete zonas de baño, el 4,9 %) y el Reino Unido (21 zonas de baño, el 3,3 %).