400 participantes estrenan la ‘Water Academy’ del EIT en busca de soluciones innovadoras a la escasez de agua en Europa

Tres jornadas han permitido conocer mejor las claves del problema, directamente relacionado con la crisis climática. Han participado profesionales de ámbitos como el agroalimentario, la industria manufacturera o el sector público de España, Grecia e Italia. Este foro está impulsado por el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT), junto con cuatro de sus comunidades de conocimiento (EIT Manufacturing, EIT Food, EIT Klimate-KIC y EIT Digital). Tras estas primeras sesiones, la ‘Water Academy’ continuará el año próximo. La alimentación consume el 70% del agua dulce del planeta, la industria otro 20%. Se necesita mejorar la gestión ante los desafíos relacionados con el aumento de la población mundial. 

La crisis climática es una crisis del agua. Su escasez es un grave problema puesto que, como pronostica la UNESCO, el planeta tendrá que afrontar un déficit mundial de agua del 40% en los próximos 15 años. Para corregirlo, se buscan soluciones innovadoras y el Instituto Europeo de Innovación y Tecnología (EIT) es uno de los agentes más activos en este aspecto.

Coincidiendo con la Cumbre del Clima de Glasgow, en la última semana se ha estrenado la ‘Water Academy’, una iniciativa impulsada por el EIT junto con cuatro de sus comunidades de conocimiento. Está coordinada por EIT Manufacturing, una comunidad de innovación que forma parte del EIT, organismo de la Unión Europea. Y también han participado EIT Food, EIT Climate-KIC y EIT Digital, así como otros socios como Athena Research y Bioazul.

La ‘Water Academy’ ha reunido en tres sesiones online a 400 participantes, sobre todo de países del sur de Europa como España, Portugal e Italia. El propósito es mejorar el conocimiento y superar las barreras actuales para abordar el problema de la escasez de agua a través de la innovación, el espíritu empresarial, la educación y la comunicación. Esta iniciativa forma parte de un amplio programa del EIT llamado ‘Water Scarcity’.

Las sesiones se han enfocado en los ámbitos a los que más de cerca afecta el problema: el agroalimentario y la industria manufacturera. La producción de alimentos, según datos de la FAO, consume el 70% de los recursos de agua dulce del mundo; no solo en los cultivos y la cría de animales, sino también en los a alimentos procesados. La industria, por su parte, copa otro 20% del consumo, de modo que deja el 10% restante al abastecimiento humano al tiempo que se espera un crecimiento de la población, con el consiguiente aumento de la demanda.

Esta realidad se combina con la previsión de que en Europa las inundaciones y la escasez de agua aumentarán si no se cumplen los objetivos del Acuerdo de París sobre cambio climático. Porque, hoy en día, gran parte del agua se desperdicia, y hay un gran margen de mejora. 

Las nuevas tecnologías, una mejor gestión del riego, los cultivos resistentes a la sequía o el reciclaje del agua en las fábricas podría ahorrar hasta un 40% en los sectores agrícola e industrial. Por eso, la Comisión Europea está trabajando para superar estos desafíos y alentar a los países, empresas y hogares a implementar medidas más eficientes.

Soluciones innovadoras

El objetivo es buscar soluciones innovadoras. Por eso se ha organizado la ‘Water Academy’, con la presencia de algunos de los mayores expertos europeos. Los 400 participantes procedían de diferentes ámbitos, precisamente donde este reto es más palpable: el agroalimentario, la industria manufacturera, empresas relacionadas directamente con el agua, municipios, sector turístico, pymes, estudiantes universitarios y actores políticos, entre otros.

Entre los ponentes, además del anfitrión, Antoni Pijoan, director general de EIT Manufacturing West, ha destacado la intervención de Maurizio Griva, especializado en IoT (Internet de las Cosas), que avanzó sobre las posibilidades que ofrece el IoT y los gemelos digitales para recopilar datos sobre el uso, reciclaje, desperdicio y reutilización del agua, y verificar el cumplimiento de las regulaciones y los objetivos de sostenibilidad. 

Asimismo, Jennifer Moeller-Gulland, experta en análisis de riesgos que ha trabajado para el Banco Mundial y varias multinacionales, orientó a los asistentes sobre cómo evaluar la exposición al riesgo del agua y el impacto financiero potencial, por ejemplo, en municipios y el sector turístico.

También destacó la presencia de Stella Tsani, experta en agua, que ayudó a conocer a las empresas cómo les afecta la Directiva Marco del Agua de la UE y, en concreto, a identificar oportunidades y desafíos.

Con estas tres sesiones celebradas por la ‘Water Academy’ en la última semana, se está construyendo una sólida red de expertos para fortalecer el ecosistema de innovación relacionado con la gestión del agua. 

“Nuestro objetivo”, explica Antoni Pijoan desde EIT Manufacturing, “es crear un diálogo con las industrias que abordan tecnologías disruptivas y rentables, y educar a las nuevas empresas de innovación, junto con los estudiantes universitarios, sobre las oportunidades emergentes en el segmento de gestión del agua, haciendo hincapié en el concepto 3R: Reducir-Reutilizar-Reciclar”.

Dado el éxito de participación en el estreno de la ‘Water Academy’, continuará con nuevas sesiones este año próximo.