75 millones de euros del BEI para financiar las inversiones en infraestructuras de agua en Sevilla

La financiación del BEI a EMASESA mejorará la calidad del servicio y la eficiencia en la gestión de los recursos hídricos, así como la protección contra las inundaciones. El proyecto generará un impacto positivo en la salud pública gracias a la mejora del servicio, así como la generación significativa de empleo en la región durante el periodo 2020-2024.

El Banco Europeo de Inversiones (BEI) facilitará a la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla SA (EMASESA) una financiación de hasta 75 millones de euros para apoyar las inversiones en infraestructuras de agua en Sevilla y en los municipios de su entorno durante el periodo 2020-2024, con el fin de mejorar la calidad del servicio prestado. EMASESA, cuyo accionista mayoritario es el Ayuntamiento de Sevilla, es la entidad encargada de prestar el servicio de agua a la ciudad de Sevilla y a once poblaciones de su área metropolitana.

Gracias al apoyo del BEI, EMASESA mejorará las infraestructuras hídricas disponibles con el fin de aumentar la cobertura, la calidad y la resistencia de los servicios integrados de agua en el área metropolitana de Sevilla. También aportará mejoras en la eficiencia operativa, como la reducción de las pérdidas de agua o el aumento de la eficiencia energética y reducirá el riesgo de inundaciones en el área de servicio. A través de la mejora de la eficiencia de los servicios de suministro de agua, la operación contribuirá a asegurar la distribución adecuada del agua en el futuro en una zona con estrés hídrico como el sur de España.

El proyecto generará importantes beneficios para la salud pública y el medio ambiente gracias al aumento de la resiliencia frente a los riesgos climáticos, la mejora del servicio y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Al estar situado en Andalucía, una región prioritaria de cohesión en España afectada fuertemente por la recesión económica provocada por el COVID-19, el proyecto contribuirá también a la cohesión económica, social y territorial de la UE. Se estima que el proyecto contribuya a la creación de empleo en la región con 1100 nuevos puestos de trabajo durante la fase de construcción.

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, ha declarado: “Se necesitan importantes inversiones en el sector del agua para combatir el alto nivel de estrés hídrico en España y promover la acción climática. Por este motivo financiamos medidas como las recogidas en este acuerdo con EMASESA que permitirán un uso más eficiente y sostenible del agua, lo que a su vez proporcionará beneficios sociales inmediatos además de generar un impacto positivo en la salud pública, demostrando una vez más nuestro firme compromiso con la salud de las personas y con la protección del medio ambiente”.

Por su parte, el Consejero Delegado de EMASESA, Jaime Palop, ha reseñado que “estas inversiones se enmarcan en el Plan 2030, que se basa en la transformación, modernización y adaptación de EMASESA para atender las exigencias de la sociedad y los nuevos retos y desafíos del cambio climático. En suma, se trata de perseguir la eficiencia como derecho de la ciudadanía”.