ABB ayuda con tecnología innovadora a que la industria de la moda ahorre agua y sea más sostenible

Renewcell pressbilder. Fotograf: Emil Nordin

ABB recibe un pedido a gran escala de automatización, electrificación, sistemas de control de la  calidad, motores y convertidores en el primer centro de reciclaje textil a escala comercial del  mundo. Un innovador enfoque puede ayudar a ahorrar unos 90.000 millones de litros de agua dulce al año,  lo que equivale a 36.000 piscinas olímpicas. Técnicas de secado de pulpa aplicadas a prendas de vestir para evitar que acaben en  vertederos y para hacer más sostenible el mundo de la moda. 

ABB ofrecerá automatización, electrificación y sistemas de control de la calidad, motores y convertidores para la nueva línea de  producción y reciclaje textil industrial que Renewcell tiene en Sundsvall, Suecia. Renewcell es una empresa en rápido crecimiento  de tecnología sostenible especializada en el reciclaje de textil a textil. 

Con la tecnología de ABB, se transformará una antigua fábrica papelera de SCA en la primera planta de reciclaje a escala  comercial del mundo para textiles celulósicos, que se crean mediante la disolución de materiales naturales como la celulosa,  que luego se regenera para producir una amplia gama de tejidos. Renewcell ya está trabajando con varios fabricantes de ropa y,  en 2020, la compañía y el Grupo H&M firmaron un acuerdo de colaboración plurianual para reemplazar fibras vírgenes con  textiles reciclados para ropa. 

El contrato entre ABB y Renewcell marca un importante hito para la industria de la moda, por el gran impacto que esta tiene  en el medio ambiente al producir materias primas que acaban convertidas en prendas de vestir. Según los cálculos preliminares  de Renewcell, las fibras textiles hechas a partir de su materia prima reciclada consumen aproximadamente 50 litros de agua  dulce por kg producido, en comparación con aprox. los 1.600 litros que se gastan para el algodón y los 90 que se emplean para  la viscosa de materiales celulósicos que no son de algodón. El innovador enfoque de Renewcell, con una capacidad de  producción máxima de 60.000 toneladas al año, podría ayudar a ahorrar alrededor de 90.000 millones de litros de agua dulce,  lo que equivale a 36.000 piscinas olímpicas. El proceso también reduce los residuos, la contaminación por plásticos y las  emisiones de sustancias químicas y de CO₂. El uso de tejido reciclado puede ayudar a las marcas a cumplir sus promesas de  reducir su negativo impacto medioambiental. 

«El equipo de ABB ha demostrado una capacidad inigualable a la hora de ofrecer una solución completa de automatización y  electrificación basada en sus productos y servicios», explica Patrik Lundström, director general de Renewcell. «Tienen los  conocimientos, la presencia y la experiencia que necesitamos para mantener este proyecto en marcha, tanto en términos de  presupuesto como de plazos. También compartimos la misma visión en lo que respecta a eficiencia de recursos, economía  circular y sostenibilidad, por lo que es un placer para nosotros trabajar codo con codo con ellos en este apasionante proyecto»,  añade Lundström.

«En ABB, en calidad de empresa tecnológica, creemos que las tecnologías de electrificación y automatización pueden  desempeñar un papel clave en la transformación de las industrias y en la reducción de su huella ambiental», afirma Theodor  Swedjemark, director de Comunicaciones y Sostenibilidad de ABB. «Nos sentimos honrados de apoyar a Renewcell en su  emocionante periplo hacia una mayor circularidad de la industria de la moda, una aspiración que coincide plenamente con  nuestros propios esfuerzos para mejorar sistemáticamente la circularidad en toda la cadena de suministro de ABB como parte  de nuestra estrategia de sostenibilidad para 2030», agrega Swedjemark

Joachim Braun, presidente de la división de Industrias de procesos de ABB ha declarado: «Este contrato nos permite aplicar  nuestros vastos conocimientos en pasta y papel y nuestra experiencia en proyectos para ayudar a Renewcell a reducir sus  emisiones, preservar recursos y, en última instancia, cambiar a mejor la industria de la moda. Hasta ahora, se reciclaba menos  del uno por ciento de los textiles porque no existía la tecnología para reciclar y crear nuevos textiles. Este es un avance  importante para el sector y estamos orgullosos de aplicar nuestros procesos de control de la calidad al movimiento de la moda  sostenible». 

El proceso para reciclar ropa es similar al de secado de pulpa: se descompone la celulosa del algodón y los textiles de la viscosa  para reciclarlos y transformarlos en nuevas materias primas. Esta similitud permite a Renewcell aprovechar la infraestructura  existente, incluyendo los edificios y el suministro y procesamiento de agua sin tratar, aguas residuales, aire comprimido y  electricidad de la fábrica de SCA. Ello se combinará con la experiencia de ABB en los sectores del papel y la automatización para  fabricar textiles reciclados que, de otro modo, podrían haber acabado incinerados o en vertederos. 

ABB aporta su especialización sectorial en la industria papelera (por ejemplo, con tecnología específica para controlar el  secador de pulpa, un equipo que anteriormente se usaba para secar pulpa de madera en bruto para papel y embalajes) y  conocimientos de control de la calidad específicos del proceso. El cliente solicitó una medición del peso y de la humedad  basada en pruebas con una máquina piloto. 

Entre la tecnología de ABB que se instalará en la nueva planta se encuentra el sistema de control de procesos líder en el  mercado: ABB Ability™ System 800xA, que proporcionará a los operadores una visibilidad amplia y un control preciso desde  un centro de mando central a fin de garantizar que la producción utilice eficientemente los recursos, con menos consumo de  material y menos residuos. Además, los sistemas de accionamiento PMC800 de ABB reducirán el coste de propiedad durante el  ciclo de vida útil de la automatización y mejorarán la eficiencia energética durante la producción. ABB también suministrará  convertidores de frecuencia ACS880 y motores IE4 con eficiencia Super Premium, con un nivel de eficiencia por encima del IE3  estándar que exige el reglamento de diseño ecológico de la UE. Por lo general, la combinación de motores de alta eficiencia  con convertidores puede reducir en un 30 por ciento o más el consumo de energía en aplicaciones de pulpa y papel con  control de flujo. 

ABB se compromete a ayudar a sus clientes a reducir sus emisiones y preservar recursos. El año pasado, ABB lanzó su  Estrategia de sostenibilidad para 2030, que se centra en aquellas áreas que tienen la mayor influencia: reducir las emisiones de  carbono, conservar los recursos y promover un progreso social.