ACCIONA desarrolla una solución para prevenir el ensuciamiento de membranas de ósmosis inversa

ACCIONA desarrolla una solución para prevenir el ensuciamiento de membranas de ósmosis inversa

El nuevo indicador biológico estará integrado en una herramienta predictiva basada en Inteligencia Artificial que permitirá identificar el potencial de ensuciamiento del agua de entrada.

ACCIONA, como parte de su compromiso con la innovación, ha puesto en marcha el proyecto WITNESS, cuyo objetivo es desarrollar un indicador biológico para determinar de forma preventiva la presencia de los agentes causantes del ensuciamiento en procesos de desalinización de agua de mar por ósmosis inversa.

El ensuciamiento en membranas de ósmosis inversa es una de las principales limitaciones para la optimización de los procesos de desalinización de agua de mar mediante esta tecnología, así como uno de los grandes desafíos a los que enfrenta el sector.

El ensuciamiento de las membranas conduce a una mayor presión de operación y por lo tanto aumento del consumo energético, así como una mayor complejidad en la operación y un potencial empeoramiento de la calidad del permeado. Los indicadores actuales no permiten diferenciar entre diferentes tipos de ensuciamiento y presentan limitaciones en cuanto a su representatividad, como el Silt Density Index (SDI) (Schippers et al., 2014). Además, los indicadores biológicos actuales comprenden medidas incompletas o sesgadas que impiden tener un escenario completo del potencial ensuciamiento que puede ocasionar una determinada matriz de agua de mar (Alhadidi et al., 2012; Lee Jin-Wook et al., 2010). Diversas fuentes del sector estiman que el ensuciamiento biológico es causante de hasta el 10-30% de los problemas en las membranas de ósmosis inversa en la desalinización, con el impacto económico en CapEx y OpEx que esto supone.

El nuevo indicador desarrollado por ACCIONA permitirá disponer de un diagnóstico preventivo para ajustar las condiciones de operación de las plantas desalinizadoras, a fin de minimizar el ensuciamiento y, por tanto, sus consecuencias sobre el proceso de desalinización.

Junto con otros indicadores de operación de la etapa de ósmosis inversa, este indicador se integrará en una herramienta de predicción del potencial de ensuciamiento basada en Inteligencia Artificial, la cual será validada en las instalaciones de innovación de la compañía, concretamente en su plataforma Leading Experimental Accelerator in Desalination (LEAD®), ubicada en la IDAM de San Pedro del Pinatar-II (Murcia).

Asimismo, se desarrollará una versión base y, posteriormente, una versión aumentada de la herramienta de inteligencia artificial que permitirá llevar a cabo estimaciones predictivas del nivel potencial de ensuciamiento.