ACCIONA se adjudica su segundo contrato de valorización energética de residuos en Australia

ACCIONA construirá una planta de transformación de residuos en energía en East Rockingham, Australia, la segunda a gran escala en el país. Cuando se complete, procesará alrededor de 300.000 t de desechos al año, lo que permitirá evitar más de 300.000 t de CO2 equivalentes anuales o la contaminación generada por unos 64.000 automóviles.

La instalación tendrá una capacidad neta de producción de electricidad renovable de unos 29MW, equivalente al consumo de más de 36.000 hogares, y estará ubicada en el área industrial de Rockingham, a 40 km al sur de Perth y a 7 km de la planta pionera de Kwinana.

ACCIONA es el contratista principal del proyecto de Ingeniería, Compras y Construcción junto con Hitachi Zosen Inova y, además, cuenta con una participación de capital en la compañía para el proyecto junto a HZI y John Laing.

El proyecto cuenta además con el respaldo financiero de CEFC, organismo estatal australiano destinado a apoyar la transición energética del país, que ha comprometido en el mismo hasta 35 M de euros y la Agencia Australiana de Energía Renovable (ARENA), que proporcionará 18 M de dólares australianos en fondos de subvenciones recuperables para el proyecto (11 M de euros).
La planta tratará residuos municipales de fuentes comerciales e industriales. Además, recuperará alrededor de 73.800 t al año de cenizas, que serán procesadas para su uso en asfaltos y otros materiales de construcción.

ACCIONA desarrolla actualmente otros dos proyectos de este tipo. Este mismo año, obtuvo el contrato para construir y operar una planta de recuperación de residuos en Aberdeen (Escocia), denominada NESS Energy Project, con una capacidad de tratamiento de 150.000 t anuales, con un presupuesto de unos €400 M. En 2018, obtuvo el EPC para la primera planta WTE de estas características en Australia, la de Kwinana, de 700 M de dólares (430 M de euros), que procesará hasta 400.000 t anuales de residuos y tendrá una capacidad de producción de electricidad de 36MW, equivalente al consumo de unos 50.000 hogares.

Dilatada experiencia en el país

ACCIONA acaba de alcanzar un acuerdo con el grupo australiano de infraestructuras Lendlease para adquirir una parte de la cartera de proyectos de su filial, Lendlease Engineering, incluyendo ocho proyectos clave.

La compañía está presente en Australia desde 2002 y es uno de sus países plataforma, donde ha desarrollado destacados proyectos en infraestructuras y energías renovables. En 2017, ACCIONA reforzó su posición en el país tras la adquisición de Geotech, grupo local de ingeniería y construcción.
La compañía obtuvo hace unos meses un contrato para la eliminación de tres pasos a nivel y la construcción de dos nuevas estaciones ferroviarias – Cheltenham y Mentone- al sudeste de Melbourne, por importe de 536 M de dólares (335 M de euros), como ampliación del Southern Program Alliance, un proyecto de eliminación de pasos a nivel en el estado de Victoria, obtenido por el mismo consorcio en enero de 2018.

ACCIONA forma parte de los consorcios que diseñaron, construyeron y ahora operan la desaladora de Adelaida y la potabilizadora de Mundaring; construye la ampliación de la planta de tratamiento de aguas residuales de Kawana, en el estado de Queensland, y se adjudicó, junto con BMD, la ampliación de la depuradora de Kingsborough, en la isla de Tasmania.
La división de Energía de ACCIONA inició hace unos meses la construcción de Mortlake South, su quinto parque eólico australiano, de 157,5MW, que supondrá incrementar en un 36% la implantación eólica de la compañía en el país, hasta alcanzar 592MW. ACCIONA ya cuenta con cuatro parques eólicos operativos en Australia: Cathedral Rocks (64MW), Gunning (46,5MW), Waubra (192MW) y Mt. Gellibrand (132MW).