ACCIONA y el Ayuntamiento de Valencia conciencian sobre el valor de la red de saneamiento en la ciudad

ACCIONA, junto con la concejalía del Ciclo Integral del Agua, ha iniciado una campaña en redes sociales para dignificar la “desconocida” red de alcantarillado de Valencia con más de 1.000 años de historia y servicio esencial para la ciudad. La campaña pretende concienciar también sobre el perjuicio económico y ambiental que generan acciones como tirar toallitas higiénicas al inodoro o no utilizar papeleras y contenedores en el espacio público.

ACCIONA, junto con el Ayuntamiento de Valencia, a través de la Concejalía del Ciclo Integral del Agua, han iniciado una campaña de sensibilización ciudadana para poner en valor la red de saneamiento de la ciudad de Valencia, con más de 1.000 años de historia, y su dignificación como servicio esencial básico para el funcionamiento de las ciudades y la calidad de vida de las personas.

En el marco del Día Mundial del Saneamiento y con el título “Aquí abajo hay mucho más de lo que ves”, la campaña pretende concienciar sobre los esfuerzos municipales para mantener en buen estado la red de alcantarillado de Valencia y alertar sobre los perjuicios económicos y ambientales que generan un mal uso de este bien esencial por parte de la ciudadanía, tanto en los hogares como en el espacio público.

En la presentación de la campaña, la concejala del Ciclo Integral del Agua, Elisa Valía ha apuntado que “la ciudadanía debe ser consciente de que pequeños gestos como utilizar el inodoro como si fuera una papelera, tirar toallitas u otros productos higiénicos al wc o tirar papeles, mascarillas, colillas u otros residuos a la vía pública que luego acaban en las alcantarillas genera un perjuicio medioambiental importantísimo y producen atascos en la red que nos obliga a destinar recursos públicos adicionales para su correcto mantenimiento y conservación. Todos estos recursos económicos podrían destinarse a otros proyectos más productivos para la ciudad y que sí tuvieran una incidencia en la calidad de vida de las personas”.

Tan solo en 2019, el Ayuntamiento de Valencia tuvo que retirar más de 6.000 toneladas de residuos de la red de alcantarillado de la ciudad con un coste extra de más de 10 millones de euros, sobre todo por la acumulación de toallitas higiénicas y otros productos no adecuados para ser tirados a la red de alcantarillado.

Durante la presentación de la campaña, el responsable de saneamiento de ACCIONA en Valencia, Carlos Espinosa, ha resaltado que sólo en 2020 se han destinado más de 4,6 millones de euros en la conservación de la red de saneamiento de la ciudad, y más de 4,3 millones de euros en inversiones en la red, entre las que se encuentran las obras de desconexión de vertidos de aguas residuales a acequias y la solución del saneamiento municipal en núcleos de viviendas consolidadas en suelo no urbanizable en Castellar.

Para Espinosa, “es importante que, al menos una vez al año, dignifiquemos nuestra red de alcantarillado y todas sus potencialidades, el enorme esfuerzo presupuestario que como ciudad hacemos para su mantenimiento y las inversiones que garantizan su conservación”. Así, apunta “es importante hacer partícipes a la ciudadanía y trasladar la importancia de su compromiso cívico y de respeto y cuidado de los servicios públicos y protección medioambiental”. 

ACCIONA gestiona desde 1996 el Servicio de Explotación, Limpieza y Conservación del Sistema Municipal de Saneamiento de la Ciudad de Valencia y garantiza el correcto funcionamiento de la red de saneamiento y de todas las instalaciones asociadas, como son las estaciones de bombeo de aguas residuales y pluviales, las estaciones depuradoras de aguas residuales, los bombeos de pasos inferiores, las compuertas de derivación, entre otras.

La campaña del Ayuntamiento de Valencia y ACCIONA contempla una estrategia online en las redes sociales corporativas del Ayuntamiento de Valencia, la concejalía del Ciclo Integral del Agua y de ACCIONA, con la que concienciar a la ciudadanía, con mensajes tanto informativos sobre la red de saneamiento de la ciudad como de concienciación sobre un buen uso de este servicio público básico y los perjuicios medioambientales y económicos que ocasionan un mal uso de inodoros y alcantarillas.