Aditivos inteligentes permitirán dar una nueva vida a plásticos y textiles con recubrimientos de difícil reciclado

La industria europea del plástico, en colaboración con la Comisión Europea, ha asumido el compromiso de avanzar en el reciclaje de los productos plásticos y se ha fijado como objetivo alcanzar una tasa del 50% de los residuos antes de 2040. Aunque es un material fácil de reciclar, hay algunos tipos que por ser compuestos como los laminados o incorporar recubrimientos, el proceso se complica.

Por este motivo, AIMPLAS, Instituto Tecnológico del Plástico, participa en el proyecto europeo DECOAT, que desarrollará soluciones para este problema, espera reducir en un 75% el volumen de estos productos que acaban en vertedero como textiles, productos electrónicos y piezas de automoción.

FCC Aqualia central, Inodoro

Su papel consistira en seleccionar los componentes de la planta piloto de reciclado, así como de su configuración y de la evaluación del proceso de reciclado de textiles con recubrimientos, dispositivos electrónicos domésticos y aplicaciones en automóviles y autobuses. Además, analizará la calidad de los materiales reciclados y evaluará sus posibles aplicaciones.

También, se desarrollarán aditivos inteligentes como microcápsulas que se activarán por catalizadores específicos como microondas, calor o humedad. El resultado esperado es una reducción de la huella de carbono de estos productos de al menos el 30%, así como la generación de un negocio de 150 millones de euros en Europa a medio plazo.