Adjudicada por 238 M€ la gestión de las plantas del Complejo Medioambiental de Sogama que intervienen en la valorización energética

La Xunta de Galicia adjudica por 238 millones de euros, la gestión de las plantas del Complejo Medioambiental de Sogama que intervienen en la valorización energética de la fracción no reciclable.

La conselleira de Medio Ambiente, Territorio e Vivinda, Ángeles Vázquez, y el presidente de Sogama, Javier Domínguez, mantuvieron ayer una reunión con representantes de la UTE adjudicataria de este contrato —Sociedad Gallega de Polímeros, S.A- SETEC Building, S.L.U-Espina Obras Hidráulicas, S.A— para el servicio de gestión integral de las plantas de cogeneración y de termoeléctrico, además de instalaciones comunes del Complejo.

El objetivo es garantizar, conforme a las directrices europeas, la valorización energética de la parte no reciclable contenida en los residuos, evitando su vertido. De no operar estas plantas, los desechos no recuperables a través del reciclaje, acabarían en vertedero, la última opción contemplada en la gestión jerarquizada de residuos que promulga la Unión Europea debido a su negativo impacto sobre el entorno y la salud de las personas.

En el sistema Sogama, la parte no reciclable o resto se acondiciona en forma de un combustible derivado de residuos (CDR) con la ayuda de la planta de cogeneración, que produce el calor necesario para el secado de esta fracción. Este CDR alimenta posteriormente una planta termoeléctrica que genera la electricidad equivalente al consumo del 12% de los hogares gallegos.

A través de este contrato, la adjudicataria se encargará en los próximos 10 años del mantenimiento de este servicio. La razón que justifica este acuerdo de larga duración es que propicia una explotación responsable y sostenible en el tiempo de las distintas infraestructuras, con la particularidad de que la operación es de elevada complejidad técnica.

El contrato contempla las siguientes tareas: valorización energética de los rechazos procedentes de la planta de recuperación de los materiales contenidos en la basura en masa; operación y mantenimiento de los motores de la planta de cogeneración y de los vasos de los depósitos inertes y cenizas; depuración de las aguas residuales y lixiviados originados en las distintas instalaciones que conforman el complejo medioambiental; mantenimiento y limpieza de captación de agua, red de agua, red de pluviales y red de contraincendios y lixiviados; además de la gestión integral del almacén de repuestos.

EN SINTONÍA CON EL PACTO VERDE DE LA UE

En línea con el Pacto Verde de la Unión Europea, donde la digitalización cobra un papel protagonista en beneficio del medio ambiente, el nuevo contrato permitirá aplicar un desarrollo tecnológico de vanguardia, con equipos robotizados que incorporan inteligencia artificial para avanzar en la seguridad y en el comportamiento ambiental sostenible de las instalaciones.

Entre las actuaciones previstas destacan la instalación de cámaras termográficas con sistemas de infrarrojos 2D para el control de la combustión en el hogar de las calderas de la planta termoeléctrico, así como la optimización del rendimiento eléctrico, incluyendo la digitalización de instrumentos y la instalación de sistemas de medición y monitorización online con acceso remoto en tiempo real.

El proyecto, diseñado íntegramente por el departamento de ingeniería del grupo adjudicatario, incorpora mejoras altamente tecnificadas para reducir al máximo el impacto de la actividad industrial sobre el entorno, asegurar los procedimientos in situ e incrementar la eficiencia en el proceso de producción de energía eléctrica a partir de los residuos no reciclables.

La aplicación de las nuevas medidas y mejoras permitirán consolidar a Sogama como modelo de tratamiento de residuos urbanos puntero en Europa, al tiempo que garantizará, no solo el cumplimiento de los estrictos requerimientos normativos actuales, tal y como se ha venido haciendo hasta ahora, sino también los futuros, tanto a nivel nacional como comunitario.

De esta forma, Galicia, a través de la gestión sostenible de los residuos, contribuirá a la transición justa e integradora de la Unión Europea mediante la aplicación de tecnologías respetuosas con el medio ambiente y el apoyo a la innovación industrial. Con esto pretende dar respuesta a la nueva estrategia de crecimiento para la UE, que tiene por objeto situar a Europa en la senda de la transformación hacia una sociedad climáticamente neutra, equitativa y próspera, con una economía moderna y competitiva que utilice de manera eficiente los recursos.