AERESS se vuelca en transmitir los valores de la reutilización en la Semana Europea de Prevención de Residuos

La Red de Entidades de la Economía Social y Solidaria de AERESS celebra el comienzo de la Semana Europea de Prevención de Residuos con la puesta en marcha de tres campañas dirigidas a sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de la prevención y la reutilización en la gestión de residuos.

Desde hace años, la Semana Europea de Prevención de Residuos persigue la promoción y desarrollo de acciones de sensibilización sobre recursos sostenibles y gestión de residuos, motivo por el cual AERESS es parte colaboradora, y se suma a la consecución de sus objetivos, haciendo énfasis en los dos primeros escalones en la jerarquía de gestión de residuos: la prevención y la reutilización.

La prevención y la preparación para la reutilización de residuos son fundamentales para disminuir la presión en el uso de nuevos recursos naturales; para prevenir el cambio climático y la producción de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero derivados de su gestión; así como la no colmatación de vertederos, y para contribuir al cambio de una  economía lineal a una economía circular.

20 entidades de la economía social y solidaria que forman parte de la red AERESS participan en la Semana Europea de Prevención de Residuos que tendrá lugar durante los días 19 a 27 de noviembre de 2016, mediante el desarrollo de tres acciones de ámbito estatal:

Reutilizar más, tirar menos

Desde 2009, se viene desarrollando está campaña de ámbito europeo en el que participan entidades ligadas a RREUSE, Red Europea de Entidades Recuperadoras Sociales, de la que es parte AERESS. Con esta acción, que tiene lugar en los Centros de Preparación para la Reutilización y en tiendas especializadas en productos recuperados de 4 países – Bélgica, Finlandia, Italia, Croacia y España- se contabiliza el peso de los materiales destinados a la reutilización, que de este modo se evitan enviar a los vertederos convirtiéndose en nuevos recursos y alargando su ciclo de vida útil.

Contra el cambio climático, ¿yo reutilizo, y tú?

Con esta acción, centrada en la utilización de la calculadora on-line de AERESS para el cálculo de emisiones evitadas gracias a la donación y compra de artículos reutilizados, se pretende medir la cantidad de emisiones de dióxido de carbono evitadas gracias a la acción de todas las personas que lleven artículos que no utilicen o adquieran productos de segunda mano en las tiendas de las entidades socias de la red. Al momento podrán conocer las repercusiones positivas de su gesto traducidas, no solamente en relación a la cantidad de dióxido de carbono evitado, sino en términos de número de coches eliminados de circulación durante un día o el número de árboles que se necesitan para eliminar esa misma cantidad de dióxido de carbono diariamente.

Mejor que tirarlo… ¡que cambie de mano!

En esta campaña, que se realiza en colaboración con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente y que se extenderá hasta final de enero de 2016, se realizará una recogida de juguetes, ropa y libros en 12 sedes de 3 Ministerios en Madrid (Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Ministerio de Empleo y Seguridad Social y el Ministerio de Fomento) y 16 Delegaciones de Gobierno de toda la geografía española donde en total habrá 25 contenedores de recogida de material destinado a la reutilización por entidades sociales. Además, a través de trípticos informativos se divulgará a los trabajadores de las instituciones públicas el concepto de la reutilización y los beneficios sociales y ambientales asociados a la misma y desarrolladas por las entidades de AERESS.

La acción irá también acompañada de materiales divulgativos como carteles, además de un vídeo que, a través de la historia de un oso de peluche nos acerca al valor ambiental y social reutilización y la importancia de las entidades de AERESS en la contribución a una social, solidaria y respetuosa con el medio ambiente

Con estas tres acciones AERESS anima a la participación activa de las personas y las administraciones públicas en la reutilización, demostrando con el ejemplo que a través de acciones sencillas se contribuye a la reducción del impacto ambiental de nuestras actividades además de luchar contra la pobreza y la exclusión social.