Aigües de Barcelona y Cetaqua reciben al consorcio de STOP-IT, iniciativa para garantizar la seguridad de los sistemas del ciclo integral del agua en Europa

Barcelona reúne a más de 60 representantes de una veintena de entidades participantes en el proyecto Horizonte 2020 STOP-IT, después de un año de crearse este consorcio formado por operadoras, centros de investigación e industrias de Alemania, Bélgica, España, Grecia, Holanda, Israel y Noruega. En esta iniciativa colaborativa de cuatro años de duración se desarrollará una plataforma tecnológica para garantizar la seguridad de los sistemas del ciclo integral del agua frente a ataques intencionados físicos y cibernéticos.

El encuentro en la ciudad condal organizado por Aigües de Barcelona y Cetaqua (su Centro Tecnológico del Aguaco-fundado junto con la UPC y el CSIC), ambos socios del proyecto,comenzó el pasado lunes 18 de junio y finalizó al día siguiente. Incluyó una visita al Centro de Control Operativo (CCO) de Aigües de Barcelona en Collblanc y su plataforma de sensores. En esta reunión del consorcio del proyecto europeo Horizonte 2020 STOP-IT se han revisado los avances obtenidos durante el primer año de ejecución y se deciden los siguientes pasos a seguir en esta misión para asegurar la resiliencia y seguridad de los sistemas del ciclo integral del agua.

Con este esfuerzo común de intercambio de conocimientos se desarrollará un marco de gestión y operación que permitirá evaluar y prevenir el impacto de potenciales ciberataques y ataques físicos deliberados, detectar su presencia y mitigar sus consecuencias. En las instalaciones de Aigües de Barcelona se llevarán a cabo uno de los 4 casos de estudio en los que se testearán las tecnologías desarrolladas a lo largo del proyecto. Otros tres casos de estudio se desarrollan en  Oslo kommune (Noruega), Berlin Wasserbetriebe (Alemania) y Mekorot (Israel).

FCC Aqualia central, Inodoro

Paralelamente, Cetaqua ha liderado la recolección de información sobre cómo las operadoras participantes en el STOP-IT  aseguran la resiliencia y seguridad de los sistemas del ciclo integral del agua frente a posibles amenazas en la actualidad.A partir de estos conocimientos, se podrán diseñar estrategias y desarrollar herramientas de protección para aumentar la capacidad de respuesta de las operadoras de agua ante una amenaza.Por otro lado, se comprobará la replicabilidad de las tecnologías seleccionadas en otras operadoras pequeñas y medianas, como es el caso de Emasagra en España.

Durante los próximos tres años, empresas y centros de I+D+i de alto nivel, incluidos Eurecat, Atos, OYLO y Worldsensing en España,colaborarán en el desarrollo de soluciones tecnológicas enfocadas en la prevención, detección y mitigación de los ataques a las infraestructuras clave del agua. Las diferentes tecnologías que se probarán y desarrollarán van desde métodos online de detección de contaminación intencionada en el agua, a la tecnología Blockchain para proteger grandes volúmenes de datos en tiempo real, pasando por la visión artificial para detección de intrusismo en las instalaciones. Los resultados finales de este trabajo colaborativo liderado por el centro noruego SINTEF, Oslo, están previstos para el año 2021.