ALADYR insta a dar urgencia al abastecimiento de agua ante efectos del cambio climático

Con base en el nuevo informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático  (IPCC, por sus siglas en inglés) sobre el cambio climático y sus efectos “irreversibles”, la Asociación Latinoamericana de Desalación y Reúso de Agua, ALADYR, se pronunció haciendo un llamado a las instituciones públicas y privadas para adoptar medidas a propósito de que las personas padezcan lo menos posible los embates del fenómeno en la disponibilidad y acceso al agua. 

Comentaron ser conscientes sobre que el documento aún está sujeto a revisión y modificaciones pero que las condiciones descritas en él como las sequías prolongadas, reducción de la lluvia y retroceso en el nivel de los ríos evidentemente se acentúan en zonas de varios países de la región latinoamericana como Chile, Brasil, México y Argentina. 

Citaron del estudio que ya es tarde para revertir las condiciones agravadas por el efecto antropogénico pero que afortunadamente la humanidad tiene a su disposición las tecnologías, lo procesos y el conocimiento para preservar las fuentes naturales de agua y a su vez generar abastecimiento. “Debemos procurar acciones que disminuyan el avance de la situación crítica y en paralelo impulsar el empleo de las tecnologías de tratamiento de agua y efluentes para procurar el uso eficiente del recurso y su disposición y calidad para generaciones futuras” sentenció Juan Miguel Pinto, presidente de ALADYR. 

“Proponemos que se parta de la revalorización de efluentes o aguas residuales puesto que de esta forma se evita que los contaminantes lleguen a los ríos y es más eficiente el aprovechamiento del recurso. Hoy las tecnologías permiten tomar el agua residual más sucia que se pueda imaginar y llevarla a niveles de pureza superiores al de cualquier agua embotellada del supermercado” agregó.  

Sumaron que la desalación será indispensable ya no sólo para el desarrollo de la actividad minera como se observa en Chile, sino para la agricultura y el consumo humano y que ya se tienen casos de éxito en la aplicación de esta desde el Valle de San Quintín en México, donde se cultivan frutas en el desierto, hasta Antofagasta, donde más del 80% de la población de esta región se abastece exclusivamente de agua desalada. 

“Sabemos que es un reto enorme pero los gobiernos deben entender que ya no es posible postergar estas soluciones sin poner en riesgo el acceso a agua potable y saneamiento seguro de millones de personas. Como sociedades latinoamericanas es necesarios ponernos de acuerdo para levantar las trabas a los proyectos de desalación, reúso y tratamiento de aguas y efluentes, además de asumir estos procesos como políticas de estado prioritarias y urgentes” enfatizó Pinto. 

Para finalizar reflexionó diciendo que el informe es un “código rojo para la humanidad” como exclamó el secretario general de la ONU, António Guterres, pero que tenemos los medios de la razón humana para persistir en existir y adaptarnos a las nuevas condiciones del mundo. “La desalación y el reúso de agua a los niveles de sostenibilidad ecológica, económica, social y energética que son posibles hoy, son parte de las herramientas que hemos desarrollado y tenemos a nuestro alcance”. 

A person in a suit  Description automatically generated with medium confidenceJuan Miguel Pinto, presidente de ALADYR “la desalación y el reúso de agua son necesarias para la sostenibilidad hídrica de las actividades humanas”