Allison Transmission lanza las transmisiones xFE para camiones de medio tonelaje

La transmisión xFE, disponible anteriormente sólo para autobuses, ahorra combustible y reduce las emisiones de CO2 de los operadores de camiones y supone un paso más hacia la electrificación.

Allison Transmission lanza dos nuevas versiones de su transmisión totalmente automática xFE para su uso en camiones de carga media para la región de EMEA (Europa, Oriente medio y África). Los modelos 3000 xFE™ y 3200 xFE™ se han diseñado para motores de hasta 370 caballos y 1695 Nm (en función de su aplicación) y un peso bruto del vehículo de hasta 28,5 toneladas.

En comparación con las transmisiones estándar de las Series 3000TM y 3200TM, las nuevas 3000 xFE y 3200 xFE reducen las emisiones de CO2 y el consumo de combustible hasta en un 3,7%. Los mayores ahorros se producen a velocidades por debajo de 32 km/h, dependiendo de la relación del eje, y por encima de 72 km/h.

Además, a menos de 48 km/h se logra mejorar la capacidad del vehículo de subir pendientes a una velocidad constante, estando éste completamente cargado. Así, se evita la necesidad de bajar de marcha y forzar el motor. Estas características hacen que las nuevas transmisiones sean idóneas para aplicaciones urbanas donde se conduce a baja velocidad con ciclos de trabajo que requieren constantes paradas y arranques, como la recogida de residuos.

“Los operadores de flotas de camiones de todo el mundo se encuentran presionados por las exigentes normativas sobre la reducción de emisiones. Además, buscan optimizar sus costes de combustible. Las nuevas transmisiones xFE permitirían a los fabricantes y flotas lograr una reducción del 15% de las emisiones de CO2 para 2025 y del 30% para 2030, cumpliendo los estándares de emisiones de CO2 marcados por la UE para vehículos pesados. Utilizar la eficiente tecnología diésel actual es una manera económica y ecológica, que supone un paso más hacia la electrificación y otros sistemas de propulsión de combustibles no fósiles, para los que también ofrecemos soluciones”, sostiene Sjoerd Vos, director de marketing de EMEA de Allison Transmission.

La transmisión xFE de Allison ha sido testada en miles de autobuses urbanos y autocares en varios países, recorriendo millones de kilómetros. Esta transmisión aumenta la eficiencia del combustible al bloquearse a bajas velocidades. Esto permite que el motor permanezca en rangos más altos y a menores revoluciones por minuto (rpm). Asimismo, reduce el consumo de combustible y sus emisiones, ajustando la radiación de calor del motor y optimizando su rendimiento.

Las nuevas 3000 xFE y 3200 xFE llevan esta exitosa metodología un paso más adelante. Al bloquear la primera marcha en lugar de la segunda, y al ofrecer una marcha super directa más  larga, con esto se mejora la distribución de las relaciones de transmisión de 5,37 a 5,91. Cabe destacar que estos cambios se han realizado sin alterar la forma externa de la transmisión, su instalación, su programa de mantenimiento, ni el peso de la Serie 3000.

Los modelos 3000 xFE y 3200 xFE están disponibles con o sin retardador, y ambos están equipados con el paquete FuelSense® 2.0 de Allison para equilibrar la economía de combustible y el rendimiento del vehículo de manera precisa. FuelSense 2.0 ofrece las siguientes características:

  • Parada en Neutral (Neutral at Stop) para reducir o eliminar la carga del motor cuando el vehículo está parado.
  • Gestión de la aceleración (Acceleration Rate Management) para mitigar la conducción agresiva al controlar de manera automática el par del motor.
  • El algoritmo inteligente DynActive® Shifting para generar sutiles alteraciones en los cambios de marcha de acuerdo con factores como el peso del vehículo, la pendiente de la carretera, la frecuencia de arranque y parada, así como el uso del acelerador.

La eficiencia de la transmisión xFE de Allison ofrece, además, beneficios ambientales a las flotas de vehículos. Allison ha realizado una simulación de su impacto mediante la calculadora de consumo de energía del vehículo desarrollada por la Comisión Europea (VECTO). 

Concretamente, se ha probado en camiones de recogida de residuos, teniendo en cuenta sus ciclos de trabajo habituales, sobre la base de un ahorro de combustible y emisiones de CO2 del 3,7%. Los resultados mostraron que un solo camión alcanza un ahorro de combustible de 533 € al año, tiempo en el que recorre 20.100 km. Esto equivaldría a eliminar las emisiones de CO2 de 3,8 barriles de petróleo, 65 bolsas de residuos reciclados en lugar de enviarlos al vertedero, o a 195.600 cargas de teléfonos móviles. A medida que la normativa reduce progresivamente las emisiones de CO2 permitidas, el ahorro dejará de ser un objetivo, y pasará a ser una necesidad.

Varios fabricantes de autobuses de todo el mundo han elegido las transmisiones xFE de Allison desde su lanzamiento en 2015. Además, la xFE ya se ha desarrollado para diferentes aplicaciones de camiones. Así, el Hyundai “Mighty” de carga ligera está equipado con una transmisión Allison 1000 xFE para su uso en aplicaciones de distribución y transporte, recogida de residuos y extinción de incendios, tanto para el mercado coreano como para su exportación a Australia. En 2020, Allison lanzó su transmisión totalmente automática 3414 Regional Haul Series™ con la tecnología xFE, en América del Norte.