Cada minuto se compran un millón de botellas de plástico en todo el mundo, lo que equivale a 20.000 botellas de plástico por segundo. Se estima además que ese número aumentará otro 20% para el 2021, generando una cantidad inmensa de residuos plásticos. Para luchar contra esta invasión, Almar Water Solutions ha lanzado una iniciativa para acabar con las botellas de plástico en todas las oficinas que tiene alrededor del mundo. La compañía ha sustituido estos envases por botellas reutilizables que se rellenan con agua potable de la red, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático y el consumo masivo de agua embotellada.

Cada año, al menos ocho millones de toneladas de plásticos se filtran al océano, lo que equivale a verter el contenido de un camión de basura en el océano cada minuto. Y un estudio reciente que investigaba el contenido de micropartículas de plástico en el agua embotellada demostró que el 93% de las muestras contenían algún tipo de microplástico, incluyendo polipropileno, poliestireno, nylon y tereftalato de polietileno (PET).

En cuanto a costes, un galón de agua embotellada cuesta y requiere 2.000 veces más energía para su producción que un galón de agua del grifo. Además, el agua del grifo está estrictamente regulada por el estado, las comunidades y las provincias, mientras que el agua embotellada no lo está.

FCC Aqualia central, Inodoro

Es hora de decir no al agua embotellada.

Estas razones son las que Almar Water Solutions resalta en el vídeo que ha realizado con motivo del Día Mundial del Agua. No solo contamina nuestros mares y océanos, sino que el agua embotellada supone un gasto innecesario y una mentira en muchos casos. Gran parte de las empresas que embotellan agua la cogen directamente de la red generando exclusivamente residuos plásticos que acaban finalmente en un vertedero o en el medio ambiente.

Para luchar contra esta invasión, Almar Water Solutions ha lanzado una iniciativa para acabar con las botellas de plástico en todas las oficinas que tiene alrededor del mundo. La compañía ha sustituido estos envases por botellas reutilizables que se rellenan con agua potable de la red, contribuyendo así a la lucha contra el cambio climático y el consumo masivo de agua embotellada.

Esta iniciativa se ha hecho extensible al resto de empresas del grupo Abdul Latif Jameeel, incluyendo Fotowatio Renewable Ventures, creando entre todos un negocio más responsable y sostenible.