ASA Andalucía y la Junta de Andalucía lanzan la campaña de concienciación: «Eres agua. Cuídate. Cuídala»

En el mes de marzo, coincidiendo con la celebración del Día Mundial del Agua, la Asociación de Abastecimientos de Agua y Saneamientos de Andalucía (ASA Andalucía) ha puesto en marcha, en colaboración con la Junta de Andalucía, a través de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, la campaña de concienciación “Eres agua. Cuídate. Cuídala”, con el objetivo de seguir promoviendo un buen uso y consumo responsable del agua por tarde de todos. 

El agua juega un papel fundamental y estratégico en el futuro y el desarrollo sostenible en una comunidad autónoma como Andalucía. Los servicios públicos de abastecimiento y saneamiento desempeñan una función social clave en la salud y el bienestar de las personas, su calidad de vida, la reducción de la pobreza y la sostenibilidad económica y ambiental.  

En tiempos de crisis, como la pandemia del Covid-19 vivida desde 2020 y ahora la situación de escasez de agua, el papel fundamental y estratégico del agua para el desarrollo sostenible y el bienestar de las personas, queda aún más de manifiesto.

Aún en escenarios sanitarios y climatológicos adversos, este servicio público esencial ha de seguir siendo símbolo de vida, progreso y resiliencia, llegando cada día a todos en condiciones de disponibilidad, calidad, regularidad y seguridad. Sin embargo, se trata de un recurso tan esencial como finito y, por ello, para hacer frente al déficit estructural de agua que vivimos, se requiere un compromiso común con su buen uso y cuidado.

Desde el sector andaluz del agua se advierte de que “no hay que dejarse llevar por el optimismo ante las últimas precipitaciones porque los indicadores hidrológicos actuales son los que son, y venimos arrastrando meses de alerta que han dejado los embalses andaluces a un tercio de su capacidad”. 

En diez años, las reservas de agua han disminuido también a la mitad en Andalucía, pasando de estar por encima del 70% de su capacidad, a situarse en torno al 30% en los primeros meses de 2022. Así, en el presente año hidrológico, las precipitaciones acumuladas se sitúan nada menos que más de un 40% por debajo de la media de los últimos 25 años.

Vivimos por tanto una situación delicada desde el punto de vista de los recursos hídricos disponibles, lo cual plantea todo un reto de planificación, previsión, gobernanza y gestión del recurso a las Administraciones Públicas, las empresas operadoras y la propia ciudadanía

Aunque en las principales cuencas andaluzas se estime que los próximos años quede cubierto el suministro de agua, “no hay que olvidarse de que el escenario siempre puede empeorar y complicarse si no se registran suficientes precipitaciones, o si se mantienen la inercia actual de los ciclos de sequía y escasez cada vez más frecuentes, periódicos y sistemáticos”, se advierte desde el sector.

Ante esto, se requiere mayor esfuerzo por parte de todos para gestionar y usar el agua de la forma más eficaz y consciente posible, extremando el nivel de concienciación general y haciendo realmente un uso y consumo responsable del agua, por el bien de nosotros mismos y nuestra salud, para las generaciones presentes y las futuras.

Las alianzas, la colaboración, la corresponsabilidad y el compromiso común son la base de la acción permanente de concienciación y sensibilización que se promueve desde ASA, en torno al lema “Juntos Cuidamos El Agua”. “Cada uno de nosotros, ya sea desde el rol de usuario, gestor o regulador, hemos de identificarnos como cuidadores del agua. Ha de ser un compromiso firme de todos, por nuestra agua de hoy y de mañana, por nosotros mismos y por nuestros descendientes”, destaca el presidente de ASA, Pedro Rodríguez

Por su parte, el secretario general de Medio Ambiente, Agua y Cambio Climático de la Junta de Andalucía, Sergio Arjona, ha agradecido a ASA el «espíritu de colaboración» mostrado para poner en marcha esta campaña de concienciación en un momento especialmente delicado. «Todos tenemos que actuar con responsabilidad. Los efectos del cambio climático son cada día más evidentes y nuestros recursos hídricos, cada vez más limitados», ha afirmado. 

Arjona ha llamado a la prudencia porque «las recientes lluvias son un alivio, pero no corrigen una sequía que venimos arrastrando desde hace ya varios años». La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible fue «previsora» para aprobar un primer decreto de sequía en el pasado mes de junio y mañana al Consejo de Gobierno se lleva su ampliación. «Vamos a multiplicar los recursos para acometer obras de emergencia que imprescindibles tanto para asegurar el consumo humano como para que nuestro sector primario no vea reducida su competitividad y, por tanto, uno de nuestros ejes económicos no se vea debilitado», ha añadido el secretario general, que ha incidido en la necesidad de que el Gobierno acometa también obras declaradas de interés del Estado que son «fundamentales» para Andalucía.

Cuidar el agua es cuidar de nosotros mismos y nuestro entorno

Pese a que el consumo de agua doméstica mantiene una tendencia descendiente en los últimos años (disminuye en la media nacional hasta 128 litros por habitante y día, entre los más bajos de Europa), gracias al esfuerzo de los usuarios, “hay que seguir promoviendo acciones, haciendo una llamada permanente a la conciencia social y corresponsabilidad ciudadana, para hacerlo aún mejor entre todos”. “Hemos de llevar nuestra conciencia sobre el discurso de cuidar el agua un poco más lejos de lo que se ha hecho hasta ahora. No se trata de cuidar el agua porque está bien o porque es lo que hay que hacer: es cuidar el agua porque así cuidamos de nosotros mismos”, añade de nuevo el presidente de ASA.

“Esto nos atañe a todos y hay que ser conscientes. Existen razones para estar preocupados por la escasez y sus efectos negativos, con serios escenarios perjudiciales a la vista como consecuencia de la sequía, ante lo que hay que actuar de manera inminente”, subrayan desde ASA. “Ninguno de nosotros somos probablemente capaces de imaginar un mundo sin el agua corriente de uso público a la que accedemos a diario”. Por tanto, hay que erradicar la postura errónea de “yo no puedo hacer nada”, porque existen comportamientos de éxito a aplicar para combatirlo y aminorar la gravedad o tratar de contenerla: medidas de adaptación y mitigación ante el cambio climático, llevando a la práctica diariamente consejos para cuidar mejor el agua desde el hogar.

En el site www.juntoscuidamoselagua.com se recoge toda la información de la campaña de ASA y la Junta de Andalucía, y se ofrecen consejos y pautas a modo de guía de buenas prácticas para cuidar el agua.