Automatización para el tratamiento de envases ligeros de la planta de reciclaje del C.T.R.U “Las Dehesas”, en el Complejo Medioambiental de Valdemingómez (Madrid)

La nueva instalación de automatización consiste en una modificación de dos líneas de la planta de tratamiento de envases ligeros de la planta del C.T.R.U. “Las Dehesas” en el parque tecnológico de Valdemingómez (Madrid) con el objeto de tratar parte de la fracción envases que llega a las instalaciones.

La automatización planteada de las dos líneas tiene una capacidad de 7,2 t/h por línea para el tratamiento de la fracción envases. Las premisas bajo las cuales se han diseñado las dos líneas automatizadas que forman parte del C.T.R.U. Las Dehesas son las siguientes:
• Máxima flexibilidad de operación.
• Elevado grado de automatización de la instalación.
• Alta capacidad de diseño, para garantizar su operatividad durante
la vida útil de la misma.
• Maximización de los productos valorizables.
• Minimización de la cantidad de rechazo.
• Elevado rendimiento del proceso.
• Elevada disponibilidad temporal y técnica de la instalación.
• Flexibilidad en los productos valorizables clasificados en cuanto a la elección de los mismos, de su calidad y sus cantidades.

Líneas de tratamiento mecánico y clasificación

FCC Aqualia central, Inodoro

Los residuos acumulados en el foso de recepción de residuos, son descargados en las líneas de tratamiento. La instalación dispone de dos puentes grúas provistos de un pulpo electrohidráulico cada uno. La alimentación a las líneas de tratamiento se realiza con ambos pulpos Los pulpos también se encargan de retirar aquellos elementos voluminosos que puedan producir problemas por atascos en las líneas. El proceso de pretratamiento y clasificación tiene por objeto recuperar mediante selección automática o triaje manual todos los subproductos valorizables posibles que están presentes la fracción de residuos de envases, así como la fracción resto.

A continuación se detalla la descripción de todo el proceso de pretratamiento y clasificación, estructurando el mismo según las diferentes zonas de operación. Una vez depositado el residuo sobre las dos líneas automatizadas a través de los alimentadores correspondientes, se procede a la selección de los materiales reciclables.

Área de clasificación de voluminosos

Los alimentadores permiten elevar los residuos a procesar hasta los actuales trómeles de clasificación primarios, cuya luz de cribado es de 400 x 400 mm, que tienen la función de separar los elementos voluminosos contenidos en el flujo de residuos. Los elementos mayores de 400 mm, son recogidos mediante una cinta transportadora y enviados a la zona de trituración de voluminosos, pasando previamente por una separación manual de materiales susceptibles de ser valorizados como, grandes cartones, chatarra y madera. El material seleccionado se deposita en contenedores de caja abierta.

Área de clasificación de la materia orgánica

El hundido del trómel de voluminosos es recogido por dos cintas transportadoras ya existentes que se hacen reversibles para poder by-passear el nuevo abrebolsas en caso necesario. Estas cintas alimentan a los abrebolsas El material, una vez ha pasado por los abrebolsas, es descargado en dos cintas de nueva instalación, que a su vez descargan en las cintas desplazables ya existentes que alimentan a los trómeles de clasificación de doble malla actuales de la instalación.

Los trómeles de clasificación secundarios disponen de dos luces de malla distintos. El del primer cuerpo tiene un de diámetro de Ø 80 mm y el segundo de Ø 200 mm. Este segundo trómel separa en dos fracciones, de manera que la menor de 200 mm es conducida a la cinta inferior de la cabina de triaje, y la fracción mayor de 200 mm es conducida a la cinta superior de dicha cabina. Estos equipos disponen de una ligera pendiente del 2% para una mejor separación del material.

Descarga el reportaje completo

LasDehesas

 

 

Plant Report publicado en el nº54 FuturENVIRO Octubre 2018