Canal de Isabel II usará camiones ECO emisiones para la limpieza y mantenimiento del alcantarillado

La empresa apuesta así por la movilidad sostenible no solo en turismos y furgonetas, sino también en vehículos pesados

Canal de Isabel II empleará camiones propulsados por motores de gas natural para las labores de mantenimiento y limpieza de alcantarillado en toda la Comunidad de Madrid. La empresa ha incorporado los primeros cuatro camiones de este tipo, que ya están operativos en varios municipios de la Sierra Norte de la Comunidad de Madrid y en Madrid capital, y permitirán tanto realizar obras en las redes de saneamiento como llevar a cabo tareas de limpieza.

En concreto, los primeros vehículos incorporados son un camión grúa de obras, un camión mixto impulsor-aspirador con 9 metros cúbicos de capacidad y dos camiones de limpieza con reciclaje de agua con capacidades de 9 y 13 metros cúbicos.

Así, con el uso de estos camiones, que están etiquetados como ECO emisiones, Canal de Isabel II potencia la incorporación sistemática de las mejores tecnologías disponibles en los procesos que lleva a cabo (en este caso, la gestión de las redes de drenaje urbano) para ofrecer en todo momento no solo un servicio excelente, sino también responsable con el medio ambiente y que efectúa el mínimo impacto sobre el medio ambiente.

Su incorporación a las actuaciones de operación de la red de alcantarillado fue incluida en la licitación que la empresa pública llevó a cabo con el fin de que las empresas que trabajan para ella se sumen también al objetivo de reducción de emisiones.

En la actualidad, Canal cuenta ya con una flota de 69 vehículos eléctricos, compuesta mayoritariamente por turismos ligeros, pero también por furgonetas combi y de carga. Los desplazamientos realizados con estos vehículos ecoeficientes evitarán anualmente la emisión de unas 124 toneladas de CO2 a la atmósfera.

Canal de Isabel II nació hace más de 165 años para abastecer de agua a la ciudad de Madrid. Sus más de 2.800 empleados trabajan a diario para prestar servicio a más de 6 millones de personas en la región. Es una empresa innovadora, líder en su sector y reconocida internacionalmente por su gestión del ciclo integral del agua.

Opera 13 embalses; 78 captaciones de aguas subterráneas; 17.601 kilómetros de red de aducción y distribución; 131 estaciones de bombeo de agua potable y 133 de aguas residuales; 15.083 kilómetros de redes de alcantarillado; 65 tanques de tormenta; 157 estaciones  depuradoras de aguas residuales; y 615 kilómetros de red de agua regenerada.