Ciudades inteligentes y residuos en América Latina

Distintas ciudades de la región aspiran a convertirse en “Smart Cities”. En este contexto, Buenos Aires apuesta a soluciones tecnológicas para problemas como los embotellamientos, las inundaciones y la gestión de la basura.

CIUDADES INTELIGENTES Y RESIDUOS EN AMERICA LATINA

Aunque no existe una definición oficial de Ciudad Inteligente, en Latinoamérica existen varias ciudades reconocidas por aplicar so­luciones tecnológicas a problemas comunes de las grandes urbes. Repasemos primero los casos emblemáticos para luego profundi­zar sobre la capital argentina.

Dentro de las capitales latinoamericanas, Santiago de Chile se des­taca por la movilidad sostenible. Además de poseer el valor más alto per cápita en el uso del Metro de la región, incorporó un siste­ma de bicicletas compartidas y red eléctrica inteligente piloto que incluye vehículos eléctricos. En esta línea, Bogotá cuenta con el me­jor sistema de buses rápidos y fue la primer ciudad que comenzó a utilizar taxis eléctricos.

México D.F. además de ser líder en investigación sobre gobierno digital y datos abiertos, cuenta con el sistema de bicicletas com­partidas más extenso. Se destaca también por contar con edificios que absorben smog. Otra solución no convencional se implementó en Río de Janeiro, donde se ha creado un centro de monitoreo con tecnología de prevención de aludes para cuando caen lluvias inten­sas. Por su parte, la ciudad colombiana de Medellín optó por un sis­tema de movilidad que integró a los sectores más vulnerables: se colocaron escaleras eléctricas y un cable carril aéreo integrado con el metro de la ciudad.

Curitiba fue pionera en este tipo de soluciones sostenibles. Imple­mentó el primer bus rápido en 1974 y fue planificada con muchos espacios verdes que retienen el agua de lluvia y minimizan el tras­lado de los ciudadanos.

El caso de Buenos aires: una ciudad inteligente fomenta el crecimiento sostenible

Durante los últimos 8 años de gestión del actual Jefe de Gobierno Mauricio Macri, se han impulsado diferentes iniciativas “inteligen­tes”. Entre ellas, un plan a largo plazo para el ordenamiento terri­torial y ambiental (Modelo Territorial 2010-2060) que incluye un curioso Índice de Sustentabilidad Urbana para evaluar inversiones. También se desarrolló el primer Plan Maestro de Arbolado y el plan de acción contra el cambio climático Buenos Aires 2030.

Facundo Nahuel Panelati | Consultor en Subsecretaría de Higiene, Ciudad Autónoma de Buenos Aires Consultant at the Subsecretariat of Hygiene, Autonomous City of Buenos Aires