Cogersa adjudica a la UTE Resa-Impulso la redacción del proyecto de construcción de la incineradora

La comisión delegada del Consorcio para la Gestión de Residuos Sólidos de Asturias, presidida por la consejera de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Belén Fernández, acordó el pasado 14 de abril adjudicar a la Unión Temporal de Empresas (UTE), integrada por la consultora Recuperación de Energía S. A. (Resa SA) –miembro del grupo Fitchner- y la ingeniería asturiana Impulso, el contrato de asistencia externa para la redacción del proyecto de construcción de la futura planta de valorización energética La UTE también apoyará a Cogersa para obtener la autorización ambiental integrada y la licencia de obra, así como en la elaboración de los pliegos técnicos que regirán el procedimiento de contratación de su construcción y puesta en marcha. El plazo previsto para el desarrollo de los trabajos es de 10 meses.

Resa-Impulso ha sido seleccionada en el procedimiento público de contratación iniciado el pasado mes de diciembre con un presupuesto de licitación de un millón de euros. Al proceso concurrieron siete uniones de empresas con contrastada trayectoria en la prestación de los servicios solicitados. La adjudicataria presentó la oferta más barata, con un presupuesto de 564.723 euros (IVA excluido). Además de cumplir las exigencias definidas en el pliego de prescripciones técnicas, la unión de empresas ha demostrado la solvencia y experiencia previa de su equipo de profesionales en la obtención de los permisos ambientales y urbanísticos de plantas similares, en el estudio y minimización de su impacto en el entorno, y en el diseño, construcción, y control de operación.

Licitación obra, prevista para finales de 2016

Al iniciar la contratación del proyecto básico de la planta de valorización energética, Cogersa avanza en el proceso de ampliación y modernización de sus instalaciones de tratamiento de residuos municipales, tal y como se encomienda en el Plan Estratégico de Residuos del Principado 2014-2024 (PERPA), de cara a conseguir que el actual modelo de gestión, con el vertedero como elemento central, sea sustituido en 2020 por una combinación de tecnologías donde primen el reciclaje y la valorización energética.

El objetivo es proceder a la licitación del contrato de construcción de la planta a finales de 2016.

Trabajos a desarrollar

La UTE deberá concretar las características de la instalación en términos de impacto ambiental, de construcción civil y de proceso industrial, y asistir a Cogersa en la realización de los trámites para la obtención de las licencias que son necesarias para iniciar la contratación de las obras, especialmente la autorización ambiental integrada y la licencia de obra. En concreto, la consultora deberá elaborar los siguientes documentos: estudio de impacto ambiental, proyecto ambiental básico, proyecto básico de construcción y los pliegos técnicos que regirán el procedimiento de licitación.