¿Cómo está ayudando a los enólogos la herramienta VISCA para afrontar el cambio climático?

El cambio climático está amenazando al sector agrícola. Entre los diferentes cultivos afectados, la vid es especialmente sensible a los cambios microclimáticos, comprometiendo la calidad (por ejemplo, cambios en el alcohol, ácido, azúcar, etc.) y la cantidad de la uva. Si no se toman medidas, se espera que el cambio climático ponga en peligro la industria vitivinícola europea.

El proyecto VISCA tiene como objetivo satisfacer la necesidad de los productores en la adaptación de los viñedos al cambio climático, a través de una aplicación web multiplataforma que integra especificaciones meteorológicas, del cultivo y del productor para diseñar estrategias de adaptación a medio y largo plazo que aseguren que los viticultores obtienen la mejor calidad y rendimiento de sus viñedos.

Los impactos sin precedentes del cambio climático están afectando gravemente al sector agrícola y la vid no es una excepción a otros cultivos. Las uvas para la elaboración de vino de calidad son especialmente sensibles a los cambios microclimáticos, donde pequeñas variaciones modifican la calidad (acidez, azúcar, niveles alcohólicos) y cantidad de la uva.

Estos cambios afectan directamente a la industria vitivinícola europea, que abarca algunas de las regiones vitivinícolas más reconocidas a nivel mundial. Es por eso que el consorcio del proyecto Vineyards´ Integrated Smart Climate Application (VISCA), un proyecto financiado por la UE Horizon-2020 con un presupuesto de 3,20 M Euros (2017- 2020), ha estado trabajando para diseñar una herramienta – “Decision Support System” (DSS) – para satisfacer la necesidad de los productores, proporcionando servicios meteorológicos a través de la DSS.

Esta herramienta está disponible a través de una aplicación web multiplataforma que integra especificaciones meteorológicas, del cultivo y del productor para diseñar estrategias de adaptación a medio y largo plazo que aseguren que los viticultores obtienen la mejor calidad y rendimiento de sus viñedos.

Publicado en: FuturENVIRO Nº 73 Septiembre-Octubre 2020