Concluyen las obras de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales de Addaia, en Es Mercadall (Menorca)

Con una inversión de 8,15 millones, la actuación dará servicio a una población de 21.667 de habitantes-equivalentes, evitando la afección por vertidos en los arenales de la zona

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha finalizado las obras de la nueva Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR), colectores y emisario marítimo-terrestre, de Addaia (Es Mercadal, Menorca).

Con una inversión de 8,15 millones de euros, la actuación dará servicio a una población de 21.667 habitantes-equivalentes, evitando la afección por vertidos y mejorando la conservación de los arenales de Son Saura y d’en Castell, incluidos en la red Natura 2000, y que albergan praderas de posidonia oceánica.

Con esta nueva infraestructura, el tratamiento de las aguas residuales de los núcleos urbanos de Son Parc, Arenal d’en Castell, Punta Grossa, Coves Noves, Na Macaret y Port Addaia, situados todos ellos al noreste del término municipal de Es Mercadal, se engloban en una única EDAR, en sustitución del actual sistema de depuración. Con ello, queda garantizada la depuración adecuada de las aguas residuales en cumplimiento de la Directiva 91/271/CEE y el Plan Hidrológico de las Islas Baleares.

Los trabajos han incluido las obras de construcción de la propia EDAR; la ejecución de las Estaciones de Bombeo de Aguas Residuales (EBAR) de Addaia, Coves Noves y de Son Parc; y los trabajos para poner en marcha las respectivas conducciones de impulsión.

La nueva estación depuradora dispone de un proceso biológico en aireación prolongada con eliminación de nutrientes y tratamiento del fango generado, de forma que, una vez depuradas las aguas residuales, son vertidas al mar a través del emisario marítimo-terrestre -con una longitud de 3.185 metros en su tramo terrestre y de 2.163 metros en su tramo marítimo-, cumpliendo los condicionantes legales y ambientales, y sin provocar afección alguna al entorno marino.

Con la ejecución de las obras, se resuelven los problemas de depuración en los núcleos urbanos de Son Parc, Arenal dén Castell, Punta Grossa, Coves Noves, Na Macaret y Port Addaia, que depuraban sus aguas residuales mediante fosas sépticas individuales y con pequeñas depuradoras.

Declarada de interés general, la EDAR de Addaia cumple con los tratamientos de vertidos exigidos en el Plan Hidrológico de las Islas Baleares, aprobado mediante el Real Decreto 378/2001, de 6 de abril, para aquellas aglomeraciones que desagüen en zonas de especial protección, como es el caso de la Bahia de l’Arenal d’en Castell-Son Saura, declarada Zona Sensible en Illes Balears.

Tras la recepción de las obras, se han iniciado los trámites para la entrega de la EDAR  a la Conselleria de Medi Ambient i Territori del Govern de Illes Balears a los efectos de su uso, mantenimiento y explotación. El Govern, a su vez, procederá a su entrega a la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental.

Las obras están cofinanciadas por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER 2014-2020, dentro del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE), contribuyendo a la conservación del medio ambiente y el patrimonio cultural.