Desechables en saneamientos: Análisis técnico de las toallitas higiénicas presentes en el mercado español ¿Podemos tirarlas sin más al inodoro?

Las toallitas higiénicas, unidas a otros residuos sólidos o líquidos de nuestros saneamientos, pueden provocar atascos en colectores, como primera fase de la rotura de los mismos, afluencia de aguas residuales al freático urbano, emisión de olores ofensivos en zonas urbanas, generación de putrefacciones en redes y estaciones de bombeo, rotura de equipos de bombeo en redes y en las propias EDAR (Figura 1). El sobrecoste de esta problemática se estima cada año en España en 4-6 € por persona (200 M€/año).

En este sentido, los gestores no entendemos la lógica de esperar la transformación en la red de saneamiento de un producto sólido (toallitas) en otro pseudo-líquido (toallita más o menos desintegrada) que una vez en la EDAR debe volver a transformarse en sólido para su separación del agua residual como fango o lodo de depuración.

Esta problemática, puesta de manifiesto desde 2.009 por el GT de Inspección y Vertidos de Laboratorio de la Comisión V de AEAS en España, también preocupa a nivel internacional: como resultado se ha puesto en marcha una iniciativa internacional sobre el posicionamiento del sector acerca de las características de los productos aptos y no aptos para desechar por el inodoro.

Con esta actuación (suscrita por la práctica totalidad de los gestores nacionales, y más de 300 asociaciones y gestores de una veintena de países) se pretenden evitar los problemas medioambientales y económicos provocados por obstrucciones y daños en los equipos de las redes de alcantarillado y de las EDAR. En este orden, desde AEAS y OCU se ha realizado un estudio sobre 21 de las toallitas comerciales más usadas en nuestro país, para concluir acerca de lo adecuado o no de su evacuación directa vía inodoro, lo que pasamos a resumir.
Leer más

Publicado en: FuturENVIRO Nº 41 Junio 2017