Ecopick ayuda a optimizar la clasificación y reciclaje de residuos farmacéuticos en la planta de Biotran

La empresa Biotran (Ferrovial) ha confiado en Picvisa para mejorar la eficiencia de su planta de tratamiento de envases y residuos farmacéuticos, ubicada en Tudela de Duero, Valladolid. Esta planta está considerada como una instalación pionera a nivel mundial dentro del sector del reciclaje de medicamentos. Desde su puesta en funcionamiento, Biotran ha apostado siempre por incorporar las últimas innovaciones tecnológicas en sus procesos. Una de sus últimas adquisiciones ha sido el robot inteligente de PICVISA, Ecopick; un robot que diseñado para aprovechar el potencial de la Visión y la Inteligencia Artificial en la industria de la gestión de residuos.

En los últimos años la automatización con Inteligencia Artificial está ofreciendo un sinfín de oportunidades a la industria del reciclaje para optimizar el proceso de selección y clasificación de toda clase de residuos. En plantas que trabajan con productos farmacéuticos, como la de Biotran, aún resulta más necesario realizar una correcta identificación y separación de los materiales, asegurando las máximas garantías de seguridad, ya que los residuos de medicamentos no solo pueden resultar dañinos para el medio ambiente, sino también peligrosos para la salud de las personas.

Tradicionalmente en las plantas de reciclaje ha existido la figura del triador manual, que es la persona encargada de seleccionar y clasificar los distintos tipos de materiales, que son transportados a través de una cinta mecánica transportadora. Actualmente, esta tarea, eminentemente manual, ya la puede realizar un robot inteligente de forma completamente autónoma, mejorando la productividad y la seguridad, y también la calidad del material valorizable. Ecopick de PICVISA aporta todos estos beneficios y Biotran ha decidido incorporarla en su planta de tratamiento de envases y residuos farmacéuticos.

El equipo técnico de PICVISA realizó un estudio previo de las características de la planta de reciclaje para poder diseñar la solución robótica más adecuada y se ha encargado de ponerla en marcha, con las correspondientes comprobaciones de dataset y pruebas de rendimiento.

Ecopick transforma la industria del reciclaje

El potencial de Ecopick reside en tres pilares: la Robótica, la Visión y la Inteligencia Artificial. La máquina dispone de un brazo robótico completamente flexible que adapta su sistema de agarre en función del tipo de objeto que recoge.

A través de un sistema de Visión Artificial puede escanear los distintos productos, identificarlos entre el resto de los residuos y separarlos para que puedan reciclarse y valorizarse más tarde. En la planta de Biotran, Ecopick está entrenado para clasificar y separar hasta 8 clases de materiales. Concretamente, puede detectar termómetros con mercurio, biosanitarios con y sin aguja, pilas, inhaladores y radiografías, entre otros. La identificación de estos materiales se realiza utilizando luz visible (VIS) y, opcionalmente, infrarrojo cercano.

Publicado en: FuturENVIRO Nº 76 diciembre 2020 – enero 2021