Ecovidrio homenajea al Athletic Club de Bilbao y a la Real Sociedad de cara al histórico derbi vasco en la final de la Copa del Rey

Ecovidrio instalará 20 contenedores verdes personalizados con las camisetas del Athletic Club de Bilbao y de la Real Sociedad en Bilbao y en San Sebastián, animando a los seguidores de ambos equipos a reciclar sus envases de vidrio. A través de la web miniglu.es, se pondrá a la venta un exclusivo miniglú del Athletic Club de Bilbao, decorado con caricaturas de todos los jugadores de la primera plantilla. En 2020, Euskadi fue la segunda comunidad autónoma con mayor aportación ciudadana al contenedor verde: en total, los vascos depositaron en los iglús 58.457 toneladas de vidrio, unos 90 envases por persona.

Con motivo del histórico derbi en la final de la Copa del Rey 2020, que medirá al Athletic Club de Bilbao y a la Real Sociedad, Ecovidrio homenajeará a ambos equipos y a todos sus seguidores con la instalación de contenedores verdes personalizados con las camisetas de ambos equipos.

Así, Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de residuos de envases de vidrio en España, instalará un total de 20 contenedores (10 en Bilbao y 10 en San Sebastián), con los que animará a los aficionados de ambos equipos a reciclar sus envases de vidrio de cara a una final sin precedentes en la historia de nuestro fútbol. Estos contenedores, fabricados con forma de pelota y personalizados con la zamarra de los finalistas, permanecerán instalados durante una semana.

Según explica José Manuel Núñez-Lagos, Director General de Ecovidrio: “Con esta iniciativa, queremos homenajear a todos los aficionados del Athletic Club de Bilbao y de la Real Sociedad. Para ellos, la final que se jugará el próximo sábado 3 de abril será un hecho histórico que vivirán con gran pasión, ya que son dos aficiones que destacan por su compromiso con sus equipos, así como por su compromiso con el medioambiente. De hecho, durante 2020, San Sebastián y Bilbao estuvieron entre las 3 ciudades más recicladoras de España, por lo que, de cara a este partido, queremos ayudarles a compaginar su pasión por el fútbol con su compromiso con el reciclaje de vidrio”.

Además, Ecovidrio ha lanzado una edición limitada de sus miniglús para la final. En esta ocasión, el miniglú, que ya se puede adquirir a través de la página web miniglu.es, presenta un exclusivo diseño con la caricatura de todos los jugadores de la actual plantilla del Athletic Club de Bilbao. Con este contenedor, Ecovidrio quiere ayudar a los aficionados del Athletic a compaginar su pasión con el fútbol con su compromiso con el reciclaje.

El compromiso de los vascos, a prueba de pandemia

Así, durante 2020, Euskadi volvió a demostrar su compromiso con el medioambiente y con el reciclaje. En un año marcado por la pandemia, los vascos depositaron en el contenedor verde un total de 58.457 toneladas de residuos de envases de vidrio, lo que sitúa la aportación de cada ciudadano en 26,3 Kg (unos 90 envases por persona y casi 550.000 envases por minuto).

Estos datos convirtieron a Euskadi en la segunda comunidad autónoma con mayor aportación ciudadana al contenedor verde, solo por detrás de las Islas Baleares (28 Kg/habitante). Asimismo, San Sebastián fue la capital de provincia con mayor recogida selectiva por habitante de todo el estado, con 34,2 Kg/hab, mientras que Bilbao fue la tercera (21,9 Kg/hab).

Además de todo el vidrio depositado en los iglús por los vascos, Ecovidrio ha podido recuperar 399 toneladas de vidrio a través de la planta de tratamiento de residuos urbanos, reintroduciéndolas en el ciclo productivo para fabricar nuevos envases.

De esta manera, durante 2020, los vascos han seguido tomando conciencia sobre la importancia de cuidar del medioambiente. Así, el reciclaje de envases de vidrio ha sido, un año más, un ejemplo perfecto de modelo de economía circular, apoyando además la Agenda 2030 y hasta seis Objetivos de Desarrollo Sostenible. En concreto, durante el pasado año, gracias al reciclaje de vidrio en Euskadi, se ha logrado:

  • Evitar la emisión de 34.136 toneladas de CO2, equivalente a retirar 16.000 coches de la circulación durante un año.
  • Evitar la extracción de 70.627 toneladas de materias primas (arena, sosa y caliza), equivalentes a más de siete veces el volumen del estadio de futbol de San Mamés.
  • Ahorrar 42.035 MWh de energía, equivalente a todo el consumo energético de los hospitales de Euskadi durante casi dos meses y medio.