El Ayuntamiento de Málaga medirá la calidad del aire con dispositivos en bicicletas y carros de Correos

La ciudad de Málaga medirá durante un año la calidad del aire a través del programa CURMOS (Correos Urban Mobile Sensors), gracias a los acuerdos firmados entre el Ayuntamiento de Málaga, la empresa malagueña Urban Clouds y Grupo Correos. El consistorio, Grupo Correos y la compañía tecnológica enfocada a Smart Cities retoman así la colaboración iniciada en 2015.

Gracias a la cooperación ciudadana, se recogerán datos medioambientales a través de 40 dispositivos “Appmosfera” ubicados en las bicicletas de voluntarios que utilicen este medio en sus desplazamientos diarios, lo que proporcionará una masiva fuente de datos para crear mapas medioambientales de Málaga de bajo coste y alta calidad. El sistema de sensores Appmosfera ofrece al usuario -a través de una aplicación descargable en su teléfono móvil iOs y Android- las rutas más saludables antes, durante y después de los trayectos para que los ciclistas puedan evitar la polución. Los datos recolectados serán enviados a un  servidor central para su análisis y posterior uso por la administración.

Esta medición se complementará con 15  dispositivos  “CURMOS”, tres estaciones fijas y una  laboratorio móvil de calibración, todos ellos diseñados por la empresa malagueña de base tecnológica Urban Clouds, cuyo objetivo es el diseño y desarrollo de productos para ciudades inteligentes.  Desarrolla y controla todo el ciclo de producto desde el diseño industrial, desarrollo de hardware-electrónica y software, hasta la comunicación y comercialización.

Por su parte, el Grupo Correos aportará en esta iniciativa la infraestructura  necesaria durante la medición de los dispositivos móviles CURMOS, gracias a  las diferentes rutas que realizan los carteros en su jornada laboral.

La polución ambiental supone un serio problema para pueblos y ciudades, en el que las administraciones han de tomar un papel activo, tanto en la medición de  la calidad del aire como en la información y concienciación de la ciudadanía de  su importancia; y finalmente en la adopción de medidas basadas en datos contrastados y fiables en tiempo real como los que aporta el sistema CURMOS.

Actualmente, la monitorización de la calidad del aire se lleva cabo con estaciones fijas de grandes dimensiones, de muy alto coste y con  instrumentación que necesita mantenimiento y calibración continua. En contraste, el sistema de monitorización de la calidad de aire propuesto por Urban Clouds constituye una importante alternativa a los métodos de medición tradicionales, ya que al combinar estaciones de medición fijas y móviles dota de mayor rango de cobertura y reduce costes, lo que supone un ahorro de hasta el 60% para los Ayuntamientos.