El diseño de un dispositivo que predice las inundaciones gana el certamen nacional del Stockholm Junior Water Prize, el ‘Nobel Jr. del agua’

el diseño de un dispositivo que predice las inundaciones gana el certamen nacional del stockholm junior water prize, el ‘nobel jr. del agua’

“Nunca choveu que non escampara” intenta prevenir los efectos colaterales de las riadas.

Fundación Aquae organiza en España este concurso para jóvenes de 16 a 21 años cuyo objetivo es promover el talento y la investigación en torno al agua y la sostenibilidad .

El proyecto “Nunca choveu que non escampara”, que diseña e implementa un sistema de detección de riadas para prevenir sus efectos, ha sido el proyecto ganador de la edición 2022 del certamen nacional del Stockholm Junior Water Prize (SJWP), considerado el ‘Premio Nobel del Agua’ juvenil. El trabajo ha sido realizado por Esther Suárez y Diego Castro, alumnos del centro Aulas Científico-Tecnolóxicas Isidro Parga Pondal (A Coruña), bajo la tutoría del profesor David Ballesteros Álvarez. Los estudiantes han diseñado y construido un dispositivo que permite monitorizar el nivel del río en diferentes puntos de la cuenca, de modo que a partir de las variaciones registradas se puede anticipar una crecida en su parte baja. El objetivo del trabajo es prevenir los efectos colaterales de las inundaciones.

Dicho dispositivo se basa en un sistema programado con Arduino, que incorpora un sensor de ultrasonido, utilizado para medir la distancia al agua, y un sensor de temperatura y humedad DHT11. Con ellos, determinamos cuándo se darán las condiciones más favorables para las inundaciones.

Este premio internacional fue fundado en 1997 por el Stockholm International Water Institute (SIWI) y tiene como objetivo impulsar entre los jóvenes la investigación sobre temas relativos al agua y el medio ambiente. Fundación AQUAE ha organizado un año más esta edición del Premio entre los estudiantes españoles.

El proyecto ganador fue seleccionado durante la final nacional en la que también se defendieron otros tres trabajos de investigación: “Células de electrólisis microbiana y su potencial uso en la generación de hidrógeno”, realizado por Juan de Marco, alumno de 2º de Bachillerato del IES El Clot (Valencia), bajo la tutoría de la profesora Julia Romero Ortolà; “Las Norias de Abarán: el giro de la física para el ahorro energético”, realizado por Fernando Piñera, alumno del IES Los Albares, de Cieza (Murcia), bajo la tutoría de los profesores Joaquín Gómez Bastida y Pedro Peinado Rocamora, y “Cada gota cuenta. Estudio de la eficiencia del riego en la Cerdaña” proyecto de Anna Esteve, del Centro Educativo INS Pere Borrell, de Puigcerdá (Girona), dirigida por el profesor Jordi Antiñolo Franquesa.

Los cuatro trabajos finalistas, centrados en producir hidrógeno a partir de microorganismos, ahorrar energía, optimizar el uso del agua de riego, y prevenir los efectos colaterales de las inundaciones, coinciden en su objetivo: buscar soluciones para combatir los problemas que amenazan al medio ambiente y la vida de las personas.

La presentación oral y la defensa de los trabajos seleccionados la realizaron sus autores mediante una presentación audiovisual de unos 20 minutos de duración, seguida de un inspirador debate con los miembros del jurado de la edición española, presidido por el profesor Rafael Mujeriego, catedrático Emérito de Ingeniería Ambiental de la UPC, e integrado por Amelia Pérez Zabaleta, directora de la Cátedra Economía del Agua de Fundación AQUAE-UNED; Jaime Pérez del Val, jefe del Área de Cultura Científica del CSIC; Emma Fernández, consejera de empresas de telecomunicaciones, y David Calle, creador del canal educativo Unicoos.

Tras su evaluación, el Tribunal acordó designar como ganador de la edición 2022 al trabajo de Esther Suárez y Diego Castro por “la claridad, el tono y ritmo de la exposición, así como por la profesionalidad mostrada por los alumnos en su presentación, y por ser capaces de poner en marcha e implantar un proyecto actual que tiene la capacidad de anticiparse a catástrofes provocadas por el cambio climático.

El empleo de las tecnologías más verdes y eficientes para dar solución a los desafíos climáticos que nos acontecen terminaron por decantar al jurado por el proyecto “Nunca choveu que non escampara” como el merecedor de ser el representante español en la fase final del Stockholm Junior Water Prize.

Los ganadores nacionales y sus tutores viajarán este verano hasta la capital de Suecia para medirse en la fase final de este Premio internacional, que vuelve a celebrarse de manera presencial tras dos años en formato online a causa de la COVID-19. Allí se decidirá el proyecto ganador del SJWP 2022.

La edición mundial del Stockholm Junior Water Prize, organizada por el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), premia grandes ideas que permitan mejorar la calidad del agua, garantizar su protección así como su gestión y tratamiento sostenible. En la competición nacional, organizada por Fundación Aquae, participan estudiantes de entre 16 y 21 años que cursen Secundaria, Bachillerato o Formación Profesional en un centro educativo de España.