El modelo de producción zerowin de residuo cero en redes industriales

El “Modelo de Producción ZeroWIN” se ha desarrollado en el marco del proyecto ZeroWIN (“Towards Zero Waste in Industrial Networks” o “Hacia el Residuo Cero en Redes Industriales”). Se trata de un proyecto de ingeniería ambiental realizado en colaboración y financiado en buena parte con fondos del Séptimo Programa Marco de Investigación de la Comisión Europea. El proyecto ha tenido como objetivo el desarrollo, despliegue y evaluación práctica de tecnologías y estrategias innovadoras, para reducir el consumo de recursos y prevenir la generación de residuos, basadas en la simbiosis entre empresas. A través de esa sinergia industrial se ha pretendido superar el aislamiento con el que tradicionalmente funcionan los centros de producción de las organizaciones y avanzar hacia la sostenibilidad favoreciendo el intercambio físico de materiales, energía, agua o subproductos y compartiendo recursos, servicios, instalaciones o conocimientos. El “Modelo de Producción ZeroWIN” se considera el instrumento para introducir la filosofía del residuo cero en las redes industriales y aplicar, en todo su potencial, herramientas y acciones que llevan a materializar su objetivo.
El proyecto ZeroWIN (“Towards Zero Waste in Industrial Networks” o “Hacia el Residuo Cero en Redes Industriales”) ha expandido la búsqueda y consecución del mínimo impacto en el medio ambiente desde la línea de producción y la empresa hasta la red industrial que puede incluir diferentes sectores de actividad [1]. La esencia es superar el pensamiento tradicional, en el que los subproductos o los residuos de una compañía o sector industrial no pueden ser fuente de valor para otras actividades, y poner en práctica la vinculación entre empresas para, así, conseguir el objetivo de completar dos de las tres mejoras ambientales siguientes:

  • Reducción de, al menos, un 30% de las emisiones de gases efecto invernadero
  • Reutilización y reciclado de, al menos, un 70% de los residuos en general
  • Reducción de, al menos, un 75% del consumo de agua

Sixto Arnaiz1, Bernd Kopacek2

  • 1 GAIKER-IK4; Zamudio, Spain
  • 2 SAT (Austrian Society for Systems Engineering and Automation), Viena, Austria

Artículo publicado en: FuturENVIRO Octubre 2013