Durante la presentación del Plan Maestro Ambiental e Hídrico del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el Secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Juan José Guerra Abud destacó que con la construcción del inmueble se hará una restauración ambiental de toda la zona y se mejorará la calidad de vida en el Valle de México y en particular al este de la Ciudad. Indicó que el proyecto es de un alto liderazgo mundial con responsabilidad ambiental y social, tanto en la etapa de construcción como durante su operación y será el primer aeropuerto de Latinoamérica con cero huella de carbono. Asimismo, se contempla obtener el certificado LEED nivel platino, que acredite las diversas actuaciones respetuosas con el medio ambiente que posee la construcción.

Guerra Abud resaltó que la energía que se utilizará para su operación será renovable al cien por cien: aprovechará el biogás que generará la celda 4 del Bordo Poniente y se complementará con energía solar. El agua consumida será 100 tratada para maximizar sus usos, al igual que los residuos.

FCC Aqualia central, Inodoro

Con respecto al rescate de la vegetación, el Titular de la SEMARNAT señaló que se crearán áreas verdes con una extensión de tres mil hectáreas, cuatro veces la extensión del Bosque de Chapultepec, que cuenta con 678 hectáreas.

Agregó que se garantizará la seguridad de la biodiversidad de la zona con el asesoramiento de un grupo de especialistas del Colegio de Biólogos de México, PRONATURA, el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF por sus siglas en inglés), la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP), entre otros.