No cabe duda de que los grandes planes industriales y las estrategias globales de inversión para descarbonizar la economía mundial están sobre la mesa de las grandes capitales europeas. Sin embargo, fueron las pequeñas comunidades costeras del Mediterráneo las más afectadas por la tormenta mediterránea Gloria. Las comunidades por debajo del nivel municipal soportan en primera línea el impacto climático y siguen siendo esenciales para poner en marcha medidas de adaptación al calentamiento global. Dado que el Pacto Verde se ha convertido en la máxima prioridad de la UE, el Comité Europeo de las Regiones pide más fondos y programas adaptados para las comunidades que se encuentran por debajo del nivel municipal, incluidas las islas, las comunidades poco pobladas, los pueblos y los barrios.

El Comité Europeo de las Regiones ha aprobado el Dictamen «Hacia barrios y pequeñas comunidades sostenibles – El medio ambiente por debajo del nivel municipal», elaborado por el ponente Gaetano Armao (IT/PPE), vicepresidente y asesor de economía de la Región de Sicilia y presidente del Grupo Interregional de Regiones Insulares.

El ponente Armao declaró: «Como Asamblea de la UE de los entes locales y regionales, es nuestro deber canalizar la voz de las comunidades submunicipales y apoyar iniciativas que las hagan más prósperas y sostenibles. Ya se trate de islas pequeñas, barrios urbanos o zonas de montaña despobladas, deben establecerse mecanismos adaptados para abordar los desafíos medioambientales específicos que afrontan en la actualidad las comunidades por debajo del nivel municipal. Debemos empezar por simplificar y racionalizar los criterios de admisibilidad para fomentar la participación directa de los entes submunicipales en los programas medioambientales de la UE».

Los miembros recuerdan que las comunidades por debajo del nivel municipal tienen escaso control sobre las decisiones relacionadas con aspectos clave de la transición ecológica, como el transporte, los residuos, la gestión del agua o la calidad del aire. Los miembros coinciden en que este ámbito debe tenerse en cuenta en los dictámenes del CDR.

El CDR pide que se desarrollen medidas y mecanismos para maximizar el impacto positivo de las políticas medioambientales de la UE en el nivel submunicipal. Los miembros sugieren que se publiquen convocatorias de manifestación de interés y programas de trabajo específicos con el fin de acelerar la transición hacia las energías renovables y de potenciar nuevos sistemas participativos y dinámicas comunitarias para impulsar el desarrollo sostenible a nivel local. La UE apoya actualmente estrategias de desarrollo en el ámbito submunicipal mediante iniciativas específicas como los grupos de acción local de la iniciativa LEADER.

La asamblea de la UE de los representantes regionales y locales se compromete a iniciar un diálogo con la Comisión Europea, también en el marco de la Plataforma técnica para la cooperación en materia de medio ambiente, a fin de garantizar que las pequeñas comunidades por debajo del nivel municipal se tomen debidamente en cuenta en la aplicación de políticas medioambientales específicas de la UE. Esta medida podría basarse en los trabajos existentes para proporcionar documentos de orientación y herramientas.