El proyecto de la planta de tratamiento de aguas residuales de Pearland recibe el premio de ENR a uno de los mejores proyectos de 2019

0

Este proyecto de PLW fue esencial para la ciudad de Pearland, ya que se tuvo que hacer frente a una capacidad limitada debido a su crecimiento exponencial y al envejecimiento de su infraestructura. El proyecto consistió en la ampliación del tratamiento de aguas residuales de dos millones a seis millones de galones al día, tras extender un paquete de medidas urgentes justo un año antes.

El equipo de PLW realizó modificaciones estructurales y mecánicas de proceso a una estación de bombeo existente con nuevas bombas y deflectores, mejoras estructurales de los depósitos de reactores biológicos secuenciales (SBR) existentes con un equipo de proceso totalmente nuevo, incluyendo difusores, tuberías de aire y válvulas y una nueva estructura de depósito para aumentar la capacidad. También instalaron numerosos equipos y tuberías y trabajaron en modificaciones civiles, elementos de construcción arquitectónicos y de edificios, y en la demolición de instalaciones existentes.

Entre los principales retos que planteó el proyecto hay que destacar la agresiva secuencia de hitos y su duración, los requisitos del American Iron and Steel (AIS), la continuidad de las operaciones actuales de la planta durante la construcción y hacer frente al huracán Harvey. A pesar de los hitos tan exigentes, todas las fases del proyecto se completaron antes de lo previsto.

Durante los periodos de alta actividad de construcción, PLW y el Ayuntamiento colaboraron para proteger la zona de obras del huracán Harvey. A pesar de las catastróficas inundaciones en Pearland, el proyecto apenas se vio afectado. Ya sea bombeando agua durante interminables horas o colocando sacos de arena para proteger el equipo y la propia planta, el trabajo en equipo permitió mantener el funcionamiento ininterrumpido para abastecer a la comunidad.

El proyecto de Pearland también fue muy innovador porque se adjudicó a través de un concurso de propuestas cerradas (CSP), que es una selección basada en determinados valores, en la que los propietarios eligen a un contratista en base a un conjunto de métricas publicadas en relación con el precio y la capacidad técnica. El proyecto también incluyó numerosas solicitudes de equipos de proceso que se negociaron con antelación, y que supusieron un gran ahorro de tiempo y dinero para el Ayuntamiento en cuanto a su realización.