El sistema de depósito, devolución y retorno Alemán, SDDR

El SDDR aporta calidad al material reciclado por la simple razón que el ciudadano es el que hace la selección, recibiendo a cambio el depósito pagado. Esto hace que el sistema funcione como un reloj y la tasa del reciclado ronde el 100% del material puesto en circulación.

El sistema de depósito, devolución y retorno Alemán, SDDR
El sistema de depósito, devolución y retorno Alemán, SDDR

Victoria Ferrer Maymó, Desarrollo Institucional del Gremi de Recuperació de Catalunya

En Alemania conviven la recogida separada en contenedores, conocida por todos como recogida selectiva, (contenedor marrón para orgánicos, verde para cristal, amarillo para plásticos y envases, gris para rechazo y azul para cartón y papel) y el SDDR, lo que permite alcanzar altas tasas de reciclado.

FCC Aqualia central, Inodoro

El sistema de depósito, devolución y retorno que está implantado tanto en Alemania como en otras 40 regiones del mundo consiste en asociar una cantidad económica al envase, entre 8 y 15 céntimos para los envases retornables y 25 céntimos para los reciclables de un solo uso, que se reintegra al consumidor cuando devuelve el envase vacío al comercio.

Hay que aclarar que envase reutilizables es aquel que se puede lavar y volver a usar y reciclable, aquel que tiene una sola vida como tal envase, pero si se recoge de forma separada puede reciclarse en nueva materia prima secundaria.

En el sistema Alemán, todos los envases de bebidas excepto aquellos que han contenido zumos o lácteos están sujetos a éste sistema y los ciudadanos se han adaptado a la perfección.

El éxito reside en lo cotidiano de la acción. El comprador, adquiere una botella de agua y en la etiqueta del producto ya se indica que precio tiene el líquido y que precio tiene el envase. El consumidor sólo paga por el líquido, el importe del envase le será devuelto en cualquier establecimiento, bar, gasolinera o gran supermercado.