EMIVASA instala una válvula de 800 mm para mejorar la regulación de agua potable en Valencia

Bajada-Conjunto

Los técnicos de EMIVASA, en coordinación con el Ayuntamiento de Valencia, instalaron el pasado 18 de febrero una válvula de mariposa sobre una tubería de hormigón armado de 800 milímetros de diámetro, a la altura del número 45 del Paseo de la Pechina, Valencia.

Según explicó el concejal del Ciclo Integral de Agua, “la inserción de esta válvula va a permitir aislar el tramo de tubería 800 milímetros de diámetro que discurre por el Paseo de la Pechina, sin necesidad de dejar fuera de servicio otras tuberías arteriales conectadas a la misma”. De esta forma, destacó, “ante la necesidad de posibles actuaciones en la zona, se reduciría la posible afección en el suministro de agua potable”.

 

“El objetivo de esta actuación programada es mejorar la regulación del caudal y la presión sobre una de las tuberías arteriales que abastecen a la ciudad de Valencia, contribuyendo de esta forma a mejorar la calidad del servicio prestado”, expuso el responsable del Ciclo Integral del Agua del Ayuntamiento de Valencia.

Plan integral de mejora

La actuación ejecutada forma parte de la obra municipal «Tubería Arterial DN800/600 por el Paseo de la Pechina entre C/Torres y C/Rincón de Ademuz”, iniciada el 15 de noviembre de 2015 y cuyo plazo de ejecución es de 24 meses. Ésta tiene la finalidad de renovar las conducciones arteriales existentes en la calle Rincón de Ademuz, entre la calle Pintor Stolz y Paseo de la Pechina; continuando por el Paseo Pechina hasta la calle Torres.

El proyecto, coordinado por los técnicos de la empresa gestora y el Ciclo Integral del Agua, fue aprobado por el Ayuntamiento de Valencia mediante resolución de la Junta de Gobierno Local, el pasado de 30 de octubre de 2015.