Ford logra reducir a cero sus residuos en la planta de Hermosillo (México)

Ford sigue avanzando y destacando en materia de movilidad y logros medioambientales de la compañía. Todo ello se refleja en su 16º Informe Anual de Sostenibilidad. El informe destaca los logros de Ford al lograr reducir a cero sus residuos en la planta de la compañía en Hermosillo (México) a principios de año, con lo cual Ford se consolida como una compañía sin vertederos en todas sus instalaciones de México. Las plantas de Ford México han reciclado 680.000 kg de residuos y cada año va en aumento. El éxito en las instalaciones de Hermosillo, junto al de las de Ford en Cuautitlán y Chiuaua, también en México, ayudará a la compañía a conseguir a reducir el envío de residuos a vertederos en un 40 por ciento por vehículo entre 2011 y 2016. Ford ya redujo el envío global de residuos a vertederos por vehículo entre 2007 y 2011.

“Ford se enorgullece de que sus instalaciones en México ya no envíen residuos a vertederos”, afirma Andy Hobbs, director de La Oficina de Calidad Medioambiental de Ford. “Estamos reduciendo nuestra huella medioambiental global manteniendo sistemas de fabricación de clase mundial”.

Los trabajos para lograr que las plantas de fabricación de Ford México estuviesen libres de vertidos comenzaron hace casi cinco años. Se reutilizan casi 45 toneladas de residuos de la cafetería convirtiéndolas en compost y siendo empleadas por granjeros de la zona para mejorar el crecimiento agrícola y las zonas verdes comunitarias cercanas a las fábricas. Se reciclan los disolventes y se recogen los restos de aluminio para reutilizarlo, creando sistemas de círculo cerrado.

Hermosillo acompaña a otras 27 instalaciones de Ford en todo el mundo que ya han alcanzado un estatus de cero vertidos. Trece de esas instalaciones están en Norteamérica, siete en Europa, cinco en Asia Pacífico y tres en Sudamérica. “Estamos orgullosos de que nuestros empleados y gerentes de planta hayan hecho posible eliminar los vertidos en México”, cuenta Luis Lara, gerente de la Oficina de Calidad Medioambiental de Ford México. “Hemos ido más allá de las regulaciones actuales para convertirnos en un auténtico ejemplo de excelencia medioambiental”.

Cero emisiones, mayor eficiencia energética y menor consumo de agua

El Informe de Sostenibilidad de Ford también destaca el trabajo de la compañía para cumplir con su objetivo de reducir las emisiones de CO2 en un 30 por ciento por vehículo fabricado de aquí a 2025. Entre 2013 y 2014, las emisiones por vehículo fabricado se han reducido en más de un 2.4 por ciento, y la compañía sigue en el buen camino para alcanzar su objetivo a largo plazo.

Ford también ha reducido su uso global de agua de manera significativa a lo largo de los últimos años. En 2014 la compañía anunció que había reducido el uso de agua por vehículo en un 30 por ciento desde 2009, alcanzando su objetivo dos años antes de lo previsto.

Entre 2011 y 2016 el consumo medio de energía se encamina hasta una reducción global del 25 por ciento. Además, desde 2000, Ford ha invertido más de 300 millones en mejoras de eficiencia energética en sus instalaciones globales.

Ampliando el compromiso de la compañía con los materiales sostenibles, el uso exclusivo que realiza Ford en el sector de la fibra REPREVE ayudará a evitar que más de 5 millones de botellas de plástico acaben en vertederos al incorporar que este material totalmente sostenible a partir de plástico reciclado en la versión 2015 del nuevo pickup F-150. El F-150 es el quinto vehículo en todo el mundo en utilizar REPREVE. Ford comenzó a utilizar REPREVE en 2012 y sigue siendo el único fabricante de automóviles en hacerlo.

En respuesta a estos retos, la compañía ha anunciado este año Ford Smart Mobility. El plan, incluida una serie de experimentos globales, está diseñado para llevar a Ford al próximo nivel en materia de conectividad, movilidad, vehículos autónomos, experiencia de usuario y big data.