Frigoríficos Bandeira, en colaboración con Norvento, Ecolagunas y Foresga, promueve un centro de valoración de residuos del sector cárnico con una inversión de 3 M€

Frigoríficos Bandeira, S.L., promueve en su matadero de Bandeira (Silleda, Pontevedra) una instalación que servirá para tratar  anualmente más de 48.000 toneladas de residuos orgánicos y  depurar 65.000 m3 de efluentes generados en sus instalaciones. Una apuesta por la sostenibilidad e independencia energética. El proyecto requerirá una inversión en torno a 3 millones de euros y permitirá la generación de 11.500 MWh anuales de biogás  destinados al autoconsumo eléctrico y térmico, integrando una  planta de depuración mediante humedales con aireación forzada  que reducirá en más de 95 % los niveles de contaminantes en los  efluentes de la instalación.

Frigoríficos Bandeira S.L., compañía  gallega líder en el sector cárnico, enmarca dentro de sus objetivos a medio y largo  plazo un plan de mejora de sus instalaciones basado en la sostenibilidad y reducción  de la huella ambiental. Para ello, y de la mano de Norvento, Ecolagunas y Foresga, promueve una solución innovadora que abarca de forma integral la valorización de  subproductos procedentes del matadero, la generación de energías renovables y el  tratamiento integral de las aguas residuales. 

Con un presupuesto en el entorno de los 3 M€, Frigoríficos Bandeira  invertirá en una planta de biogás que permitirá valorizar sus subproductos así como un sistema de humedales para el tratamiento del digestato procedente  de la misma, permitiendo cerrar el  ciclo de la gestión de los residuos del matadero. 

Se calcula que la planta tenga una  capacidad para tratar 48.000  toneladas anuales de subproductos  orgánicos con los que se generará  11.500 MWh anuales de biogás, que  serán utilizados para la generación de  energía eléctrica y térmica en forma  de vapor para cubrir las necesidades  del matadero. 

El sistema de humedales con aireación forzada o “ecolagunas” contará con  capacidad para tratar más de 65.000 m3/año, y garantizará que se cumplan y  mejoren los niveles exigidos por las ordenanzas municipales, así como el organismo  de cuenca (Augas de Galicia), reduciendo en más de un 90% los parámetros de  contaminación en el proceso. 

Se estima que, durante su vida útil, la planta evitará emisiones de gases de efecto invernadero en cantidad equivalente a 28.500 toneladas de CO2, asociadas al desplazamiento de consumo de gas natural procedente de combustibles fósiles. 

Actualmente, está en fase de finalización el pilotaje experimental que permitirá  perfeccionar la operación de la instalación. Se espera comenzar las obras en los  próximos meses, tras la obtención de los correspondientes permisos de las  administraciones competentes. 

Alianza gallega para los retos medioambientales y de revalorización energética  

El desarrollo de esta innovadora solución es el resultado de la estrecha colaboración de tres empresas de ingeniería gallegas que han coordinado y adecuado sus  diseños para dar respuesta a un gran reto para el sector cárnico. Norvento, una  compañía del sector de las energías renovables, Ecolagunas, una consultora con  amplia experiencia en la gestión del ciclo integral del agua mediante sistemas  naturales y Foresga, empresa gallega cuya actividad se centra en la ingeniería y  construcción en los ámbitos medioambiental y agro-forestal. 

Isabel Martínez Cochón, Directora General de Frigoríficos Bandeira, subraya que “Este  proyecto acredita nuestro compromiso por promover un sector cárnico que vela por un  modelo productivo sostenible y respetuoso con el medioambiente. Esperamos cubrir un  elevado porcentaje de nuestras necesidades energéticas con energía renovable generada  en las instalaciones y dar una respuesta integral y competitiva a los subproductos derivados  de nuestra actividad”.