Fundación AQUAE Y AQUAOURENSE plantarán 840 árboles en Galicia dentro del proyecto ‘Sembrando oxígeno’

El proyecto “Sembrando Oxígeno”, puesto en marcha hace cinco años por Fundación AQUAE, plantará 840 árboles nobles en Galicia este mes de diciembre, con el fin de sanear y restaurar forestalmente el entorno del Punto Limpio de recogida de residuos de la localidad orensana de Muíños. Esta es la primera acción llevada a cabo en la comunidad gallega por Fundación AQUAE y contará con el apoyo de la Sociedade Provincial de Augas e Medio Ambiente, AQUAOURENSE, del ayuntamiento de la localidad y de la diputación orensana. 

La repoblación forestal, que se realizará con técnicas de bajo impacto ambiental, afectará a una superficie de unos 12.000 metros cuadrados del paraje conocido como Monte Torrente. Se plantarán 800 ejemplares de cinco especies distintas: 240 robles melojo (Quercus pirenaica), 200 nogales (Juglans regia), 200 castaños (Castanea sativa), y 200 majuelos (Crataegus monogyna), sin superar las 600 plantas por hectárea. 

Además de recuperar la vegetación arbórea perdida en más de 10.000 m2 de superficie forestal degradada, las finalidades de la plantación incluyen proteger el suelo, fomentar la biodiversidad y crear masas forestales mixtas capaces de hacer frente a los efectos del cambio climático y evitar potenciales desastres naturales. Consecuencia última de esta reforestación será la absorción de alrededor de 200 toneladas de CO2 en los próximos 30 años.

La plantación de Muíños pondrá de nuevo en práctica uno de los fines de Sembrando Oxígeno: dar oportunidades laborales a personas en riesgo de exclusión. En esta ocasión, Fundación AQUAE y AquaOurense se apoyarán en ASPAMADIS, Centro Especial de Empleo integrado en CEGASAL, referente en la promoción de iniciativas empresariales sin ánimo de lucro, cuyo objetivo es promover el empleo de personas con discapacidades y en riesgo de exclusión social e incorporarlos a la actividad económica, social y empresarial de Galicia. Serán ellos quienes completen las tareas de sembrado del nuevo bosque gallego.

A la iniciativa en Muíños se sumará en breve una nueva plantación de árboles en el término municipal de Beneixama (Alicante). Con ella se recuperarán más de 15.000 m2 de superficie forestal del paraje de El Puntal, lo que permitirá absorber 76 toneladas de CO2 durante las tres próximas décadas. La reforestación de Beinexama, promovida por HIDRAQUA y Fundación AQUAE, con la colaboración del ayuntamiento de la localidad, contempla la plantación de 800 árboles de cuatro especies autóctonas nobles.

El proyecto “Sembrando Oxígeno” se puso en marcha en 2016 repoblando con 5.000 árboles autóctonos ocho hectáreas de superficie forestal calcinadas en la localidad alicantina de Pego, que sufrió un devastador incendio en 2015. Un lustro después, la plantación, que fue posible gracias a la colaboración de Aquae e Hidraqua, ha capturado unas 30 toneladas de dióxido de carbono, y las estimaciones apuntan a que llegará a compensar cerca de 150 toneladas en los próximos 30 años. Así se desprende de la auditoría realizada por Grupo Sylvestris cumpliendo con las directrices establecidas en 2014 por la Oficina Española de Cambio Climático (OECC) del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Cabe recordar que en 2021 Fundación AQUAE ha recibido por segundo año consecutivo el triple sello ‘Calculo + Reduzco + Compenso’ que otorga la OECC. Con ello vuelve a ser la única fundación medioambiental avalada por este triple distintivo que acredita su capacidad para calcular, reducir y compensar su huella de carbono con las actividades que ha desarrollado en España en 2020.

Desde 2015, Fundación Aquae ha compensado más de 800 toneladas de dióxido de carbono y ha reducido en más de un 83% su indicador de huella de carbono. Estos datos son resultado de las acciones de ‘Sembrando Oxígeno’, proyecto que viene realizando reforestaciones año a año en diversas comunidades autónomas, recuperando masa forestal y repoblando zonas devastadas por incendios. En 2020 se plantaron 1.550 árboles autóctonos –con Hidralia en Manilva (Málaga) y con Aquona en el paraje de La Candeleda (Zamora)– que permitirán absorber 255 toneladas de CO2 en las tres próximas décadas.