GCR acelera la inversión con una nueva planta de reciclaje para apoyar la economía circular

GCR acelera la inversión con una nueva planta de reciclaje para apoyar la economía circular

Nueva planta de reciclaje especializada que añadirá una capacidad de 200 000 toneladas. Se pondrá en marcha en 2023 y se espera que esté en pleno funcionamiento en 2025

GCR Group ha anunciado el plan para abrir una nueva planta de reciclaje especializada en Castellet i La Gornal, Barcelona (España), reforzando la capacidad del grupo para atender el aumento de la demanda mundial de su gama de poliolefinas recicladas de CICLIC. Cuando la planta de 200 000 toneladas (200 kt), que se pondrá en marcha en 2023, esté en pleno funcionamiento en 2025, será una de las más grandes de su categoría, lo que supone un paso importante para el grupo. La capacidad de CICLIC®, junto con la de la gama de masterbatches y compuestos con carga mineral sostenible de GRANIC®, alcanzará las 500 kt. GCR tiene alcance mundial, con exportaciones que representan un 85 % de sus ventas a más de 100 países.

GCR cree firmemente que la colaboración en el desarrollo de nuevos productos y aplicaciones es esencial para acelerar la economía circular. La empresa presenta el proceso de «cocreación» en la cadena de valor, donde las marcas de gran consumo, empresas transformadoras y proveedores de materia prima pueden unirse para testear ideas de forma práctica y crear soluciones sostenibles definidas con precisión.

Si bien hay numerosos anuncios de inversiones que apoyan la economía circular, esta inversión permitirá a GCR ocupar una posición líder en Europa y refleja una visión a largo plazo creada hace más de 20 años, cuando se fundó GCR, y una trayectoria de inversiones continuas en esa visión. Esta extensa experiencia en la tecnología de materiales, la innovación y un incesante enfoque en la calidad y la consistencia, nos ha permitido asociarnos con otras empresas para dar respuestas prácticas y realistas a las cuestiones de sostenibilidad.

Cuando los brand owners piensan en usar plásticos reciclados para sus productos, suelen preocuparse por la consistencia del suministro, la trazabilidad y de si el rendimiento mecánico puede ajustarse al de los polímeros vírgenes que utilizan en la actualidad. Para muchos ingenieros de desarrollo, alcanzar objetivos futuros de sostenibilidad externos e internos es un reto cada vez más complejo. No obstante, la actual línea de productos reciclados avanzados CICLIC® y el enfoque de «cocreación» y personalización pueden solventar estos problemas.

Las poliolefinas de CICLIC se basan en el reciclaje avanzado de flujos de residuos trazables y pueden aportar propiedades de materiales consistentes y similares a los plásticos vírgenes. Al reemplazar el plástico virgen con estas calidades, el certificado de la huella de carbono puede ser entre un 60% y un 80% menor sin que el rendimiento o la calidad se vean comprometidos. GCR considera que las empresas que se enfrentan a retos de sostenibilidad exigentes pueden encontrar las respuestas que necesitan gracias a los productos y a la extensa experiencia de GCR.

La amplia experiencia de GCR en tecnología de materiales poliméricos permite crear soluciones personalizadas colaborando con los proveedores y clientes finales asociándose colaborativamente. La nueva planta de producción se complementa con un Centro de innovación recién abierto que incluye un espacio de «cocreación», de modo que se posibilita el desarrollo de nuevas fórmulas y la producción y pruebas de los compuestos en una planta piloto.

La inversión en la nueva planta tiene la capacidad suficiente para dar solución a las demandas de grandes volúmenes en aplicaciones como los sectores de embalaje rígido y flexible, de la automoción, de la construcción y del hogar y el jardín. Asimismo, GCR fabrica para terceros aplicaciones de contacto alimentario mediante una tecnología de reciclaje avanzada, lo que posibilita materiales sin impurezas y con certificación EuCertPlast.