Humana se adjudica el contrato de servicio de recogida selectiva de textil de Alcorcón

Humana Fundación Pueblo para Pueblo es la adjudicataria del contrato de prestación del servicio de recogida de ropa usada y otros textiles de origen domiciliario de Alcorcón (Comunidad de Madrid), licitado por ESMASA Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón. El contrato recoge la instalación y gestión de una red de 85 contenedores en vía pública. La duración del contrato es de un año, con prórrogas anuales hasta un máximo de dos.
El acto protocolario de la firma oficial del contrato se ha llevó a cabo el 6 de febrero en el Centro de Empresas-IMEPE de Alcorcón, con la presencia de Elisabeth Molnar, Directora General de Humana, y Jesús Santos, Presidente de ESMASA y Concejal de Servicios a la Ciudad.

Criterios de adjudicación y despliegue de la red de contenedores

FCC Aqualia central, Inodoro

Entre las condiciones para la adjudicación se evaluaron criterios como la frecuencia de recogida, la frecuencia de lavado de los contenedores, su rapidez en el mantenimiento o la participación en proyectos sociales en Alcorcón.
Los contenedores son del color verde habitual de la Fundación, identificados con los logotipos de Humana Fundación Pueblo para Pueblo y la propia ESMASA. El despliegue de la red de contenedores se ha llevado a cabo en el plazo de tan solo cuatro días, con el objetivo de que los vecinos y vecinas de Alcorcón pudieran depositar la ropa y el calzado que ya no necesitan lo antes posible. La ratio por habitante es de un contenedor por cada 2.000 personas, por encima de la media habitual de otras ciudades y grandes municipios.
El vaciado de los contenedores –con una frecuencia de 2 a 4 días por semana- se efectuará con vehículos semipesados en las zonas periféricas de la ciudad, y con vehículos ligeros en el centro urbano, dado que cuenta con un trazado a base de calle más estrechas y la accesibilidad es, por tanto, menor.

Beneficio ambiental de la gestión sostenible del textil

La recogida selectiva de la fracción textil y su posterior preparación para la reutilización tiene varios beneficios: el primero es medioambiental, porque reduce la generación de residuos y contribuye a la lucha contra el cambio climático. Así, por cada kilo de textil que se recupera y por tanto no se conduce a un centro de tratamiento de residuos para su incineración o entierro se dejan de emitir 3,169 kg de CO2, según un estudio de la Unión Europea.

Planta de Preparación para la Reutilización de Leganés

Humana dispone de una Planta de Preparación para la Reutilización en Leganés, en la que se procesa el textil recuperado en Alcorcón, el resto de la Comunidad Madrid, zona centro del país y otras comunidades autónomas. Se trata de la instalación dedicada a la gestión de textil más grande de España, con 10.000 metros cuadrados de superficie, en la que anualmente se procesan más de 7.000 toneladas de ropa y calzado para darle una segunda vida y convertirlas en un recurso.

Una gestión con visión de economía circular

“Humana contribuye a hacer más sostenible el sector de la gestión de residuos con una visión de economía circular”, asegura Elisabeth Molnar, directora general de la Fundación, “ya que reintroduce las prendas en la cadena de valor, genera recursos con un impacto social positivo, crea empleo verde y sostenible, incide en el ámbito local y promueve la mejora de las condiciones de vida de las comunidades más desfavorecidas gracias a los programas de cooperación al desarrollo”.