Inaugurada la nueva planta de tratamiento de residuos de Milà (Menorca)

Inaugurada la nueva planta de tratamiento de residuos de Milà (Menorca)

Las nuevas instalaciones de tratamiento mecánico-biológico de la nueva planta de tratamiento de residuos, únicas en la isla, procesan  los residuos generados por toda la población menorquina teniendo en cuenta la  estacionalidad, y recuperan para su reciclaje más del 70% de la fracción resto y del  90% de la fracción de envases ligeros 

El Área de Gestión de Residuos de Milà cuenta ya con la nueva  planta de tratamiento mecánico-biológico para la gestión y la valorización de residuos, que ha sido inaugurada hoy día 6 de abril después de finalizar las obras de mejora llevadas a cabo por la UTE Es Milà, concesionaria formada por PreZero España y Adalmo, y por diversas  empresas locales. 

La nueva planta de tratamiento del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca permitirá  gestionar los residuos generados en Menorca, tanto en temporada baja como temporada alta. La finalización del proyecto de mejora de la planta, iniciado en enero de 2019 y que ha  supuesto la inversión de más de 20 millones de euros (IVA incluido), permitirá optimizar el tratamiento específico de la materia orgánica y perfeccionar la separación de los distintos materiales presentes en las cinco fracciones de residuos para su reciclaje posterior, de forma que se minimicen las cantidades de desecho que se destinen al vertedero. 

El acto inaugural de la planta de Milà 

El acto de inauguración de la planta ha sido presidido por la presidenta del Consell Insular de  Menorca, Susana Mora, acompañada del consejero de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera y presidente del Consorcio de Residuos y Energía de Menorca, Josep Juaneda y del director  insular de Medio Ambiente, Esteve Barceló. 

En representación del Gobierno de las Islas Baleares, han asistido el consejero de Medio  Ambiente y Territorio, Miquel Mir; el director general de Residuos y Educación Ambiental,  Sebastià Sansó y el presidente de la Comisión de Medio Ambiente de las Islas Baleares, Antoni  Alorda, que han estado directamente involucrados en la tramitación de estas instalaciones. 

Les han acompañado varios representantes de la concesionaria, entre ellos Rafael San Martín, jefe de Clientes Públicos de PreZero España, y Juan Alba, director general de Adalmo. Del mismo modo, han asistido al acto varios alcaldes y alcaldesas de los municipios menorquines,  así como concejales y concejalas que forman parte de la Junta de Gobierno del Consorcio. 

La presidenta del Consell Insular, Susana Mora, ha señalado que “apostar por la sostenibilidad  y trabajar por mitigar los efectos del cambio climático pasa por una mejora en la gestión de  los residuos. La renovación de la planta de residuos de Milà que inauguramos hoy es un paso más para alcanzar este objetivo y permitirá que Menorca esté a la vanguardia en esta materia.  Nos queda todavía mucho camino por recorrer, pero son iniciativas como estas las que nos  hacen avanzar hacia una sociedad más comprometida con su entorno y el medio ambiente. Una sociedad que apuesta por su futuro”.

El consejero de Medio Ambiente y Reserva de Biosfera y presidente del Consorcio de Residuos  y Energía de Menorca, Josep Juaneda, ha añadido que “en la línea del cambio de modelo en  la gestión de residuos que se está impulsando en Menorca, disponer de estas instalaciones  permitirá culminar la labor en la separación de residuos que comienza en casa y que termina  con la recuperación, el reciclaje y la valorización de materiales para reducir al mínimo los  residuos que acaban en el vertedero”. 

planta de tratamiento de residuos Menorca PreZero

“Se trata de un paso más para que las Islas Baleares, y en este caso concreto Menorca, sigan  avanzando hacia una economía circular apostando por un mejor triaje, y por tanto por un  reciclaje de calidad, disminuyendo los residuos que acaban en vertedero”, ha asegurado el  consejero de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, que ha querido dar la enhorabuena al  Consorcio de Residuos y Energía de Menorca por haber iniciado este camino en línea con la Ley de Residuos de las Islas Baleares y del Plan director de residuos no peligrosos de Menorca. 

Por su parte, el jefe de Clientes Públicos de PreZero España, Rafael San Martín, ha destacado  que “la nueva construcción duplica la superficie del complejo de Milà e incorpora nueva  maquinaria y tecnología para mejorar el tratamiento de residuos, con el objetivo de convertir la isla de Menorca en un referente en la gestión de residuos”. Y ha añadido: «La economía  circular es el modelo hacia el que queremos avanzar, y ello requiere del compromiso de todos  los actores implicados: administración, sector privado y ciudadanía». 

Las instalaciones de la nueva planta 

Las nuevas instalaciones de la planta de tratamiento mecánico-biológico inauguradas hoy en  el complejo de Milà garantizan la consecución de los objetivos de tratamiento fijados en el Plan  director sectorial de prevención y gestión de residuos no peligrosos de Menorca (2019-2025),  que se integra en el marco de gestión de residuos de la Ley 8/2019 de residuos y suelos  contaminados de las Islas Baleares y de la Directiva (UE) 2018/851 de residuos. 

Además de la nueva planta de tratamiento mecánico-biológico, que gestiona las fracciones  resto, papel y cartón, vidrio, envases ligeros y materia orgánica, el Área de Gestión de Residuos de Milán cuenta con un horno incinerador para la eliminación controlada de residuos; una  planta de tratamiento de lixiviados, las celdas de depósito controlado de residuos, y un aula  ambiental para formación y divulgación destinada a acercar el cuidado del medio ambiente a  todos los grupos de interés involucrados: empresas, asociaciones, sector educativo, grupos de  investigación y la ciudadanía en general. 

Procesamiento en la planta de tratamiento mecánico-biológico 

La planta de tratamiento mecánico-biológico permite el procesamiento de 50.000 toneladas  anuales de fracción resto (35 toneladas por hora), de las que se consigue recuperar más del 70% del material para su reciclaje o valorización. En cuanto a la fracción de envases ligeros,  la planta procesa más de 4.000 toneladas anuales, logrando recuperar el 90% de este residuo  para su posterior reciclaje.

El diseño de la instalación prevé, por tanto, unos rendimientos que reduzcan al 30% el rechazo  destinado al vertedero en el caso de la fracción resto (residuos mezclados), y al 10% en el caso de tratar envases ligeros. 

A pesar de los datos previstos, durante el primer año de funcionamiento (2021) se ha logrado  mejorar el rendimiento respecto a los parámetros de diseño, de forma que sólo ha ido al  vertedero aproximadamente un 26% del residuo que ha entrado en planta, en vez del 30%  inicialmente calculado. 

Estas instalaciones están formadas por la zona de recepción y alimentación, una zona de  separación según tamaño, densidad, color y composición; el área de estabilización y afinado de la materia orgánica y la de prensado para la generación de balas de las diferentes tipologías de residuos recuperados para enviar a valorización. 

El resultado final es la valorización y/o preparación para el reciclaje de diferentes tipos de residuos, como son bioestabilizado, compuesto, plástico natural, plástico color, PET, film,  plástico mezcla, envases metálicos, aluminio, tetrabriks, cristal, papel y cartón. 

Además, otro de los rasgos distintivos de la nueva planta es que se contempla la posible  recuperación de parte del desecho como combustible sólido recuperado de los residuos (CSR), que incidiría en la reducción del porcentaje de desecho destinado al vertedero.